Limpieza de fachadas: consigue una casa reluciente también por fuera

Mantén la fachada en buen estado con una limpieza regular. Te mostramos cómo hacerlo de forma rápida y eficaz.

I-REINIGEN_FASSADE-AW-002

Nada está tan expuesto a influencias externas como el exterior de tu casa. La lluvia, el polvo y la suciedad se asientan en la superficie, y los rayos UV, el calor y la escarcha también generan su impacto. Con el tiempo, se forman huellas visibles que no solo afectan a la estética, sino también al estado de tu vivienda. Una limpieza y conservación exhaustivas ayudan a contrarrestar estos efectos y, además, se pueden realizar sin esfuerzo con detergentes domésticos sencillos y una hidrolimpiadora.

Limpieza de fachadas en tu vivienda: diferentes tipos de superficies exteriores

Antes de sacar la hidrolimpiadora del garaje, debes inspeccionar cuidadosamente la fachada. En primer lugar, el tipo de superficie es importante, ya que cada material requiere un método de limpieza diferente. También se debe tener en cuenta el estado de la pared exterior. Las fachadas antiguas y dañadas solo se deben limpiar después de consultar a un especialista.

Una casa con una fachada de ladrillo clínke

Limpieza de una pared de ladrillo clínker

Los ladrillos clínker se cuecen a temperaturas particularmente altas, lo que provoca que los poros de las piedras se cierren para que absorban muy poca humedad o suciedad. Los exteriores de clínker son extremadamente resistentes y duraderos, por lo que con un cuidado y limpieza regulares podrás mantener fácilmente este material natural con un aspecto excelente durante muchos años. Afortunadamente, los ladrillos clínker son fáciles de cuidar, por lo que la suciedad se puede eliminar rápidamente.

El ladrillo clínker cocido a alta temperatura se puede limpiar de forma rápida y eficaz con una hidrolimpiadora.

No obstante, asegúrate de que la fachada esté hecha de clínker a alta temperatura y no de otro tipo de ladrillo: mientras que el primero puede soportar una presión de agua de hasta 200 bares, los ladrillos más blandos pueden romperse bajo alta presión. También se debe tener especial cuidado si hay ladrillos sueltos o juntas dañadas.

No uses el cepillo con movimientos circulares cuando te encargues de limpiar ladrillos clínker, ya que esto puede dañar su capa protectora.

Limpieza de una fachada con una hidrolimpiadora

Limpieza de enlucidos

En particular, los exteriores porosos y con un enlucido basto son susceptibles al polvo y al hollín. La lluvia hace que esta suciedad se introduzca en los huecos, por lo que no se puede eliminar fácilmente. En estos casos, el lavado con agua a presión es una gran opción. 

Las fachadas de mampostería de cal y cemento se limpian perfectamente con agua a presión, aunque es importante no trabajar en un mismo punto durante demasiado tiempo, ya que el impacto del agua podría provocar la eliminación de pintura y material. Una boquilla de chorro plano ayuda a proteger el material.

Sin embargo, la resina compuesta es sensible al lavado con agua a presión. Por este motivo, primero debes probarlo —a baja presión y con suficiente distancia— en una zona discreta para ver si el lavado a presión puede dañar la fachada. Se recomienda especialmente una limpieza cuidadosa si hay un sistema compuesto de aislamiento térmico (TICS) debajo del enlucido exterior: limpia el enlucido de resina compuesta y los exteriores con aislante con un cepillo suave y un producto de limpieza suave.

Con el tiempo, la pintura y el enlucido pueden empezar a resquebrajarse, deshacerse o descascarillarse. Para evitar daños durante la limpieza, comprueba frotando la estabilidad y la existencia de grietas en la fachada. Dar pequeños golpes puede ayudarte a detectar posibles cavidades. Si detectas alguna zona dañada en una fachada enlucida, no empieces la limpieza: es hora de volver a enlucir o de abordar un trabajo de renovación.

Un hombre ocupándose de la limpieza de fachadas de madera con una hidrolimpiadora con cepillo rotativo de lavado

Limpiar fachadas de madera

Los revestimientos de madera requieren una limpieza cada cierto tiempo. La madera tratada está protegida de la intemperie y la humedad y debe limpiarse regularmente. Las fachadas de madera natural también son propensas a ponerse grises; si no te atrae este aspecto, puedes eliminar esa capa gris con una limpieza a fondo.

Se pueden obtener buenos resultados con una hidrolimpiadora, dependiendo del tipo de madera. Antes de limpiar una fachada de madera, asegúrate de que el revestimiento esté completamente sellado y de que el aislamiento que haya detrás no se dañe con el agua y la presión. Como precaución, limpia a mano las fachadas de madera abierta.

No utilices la boquilla giratoria, ya que el potente chorro de agua puede dañar la superficie de la madera. Sostén la boquilla de la máquina a una buena distancia (unos 25 cm) y empieza con una presión de trabajo baja. Podrás ir aumentándola si es necesario.

  • Las maderas duras de árboles de hoja caduca, como la robinia y el roble, pueden soportar una presión máxima de agua de 110 bares.
  • Las maderas blandas de coníferas como las píceas y el alerce pueden soportar una presión de agua de aproximadamente 50 bares.

Continúa hasta que toda la fachada tenga un color uniforme y deja que la madera se seque. Como resultado, tu fachada de madera brillará en su color original. Durante la limpieza, se elimina la capa superior de madera, dejando una superficie rugosa y delicada. En este estado, la madera es particularmente susceptible a la humedad y la suciedad, por lo que debe sellarse adecuadamente.

Consejos generales para la limpieza de fachadas

  • No se debe utilizar una hidrolimpiadora en entornos húmedos o con lluvia.
    Para trabajar en altura de forma segura, necesitarás una segunda persona que sujete la escalera.
  • Cierra las ventanas y puertas. Cubre los interruptores de luz y las tomas de corriente.
  • Retira las plantas y la decoración.
  • Prueba la presión del agua y el producto de limpieza en un lugar discreto.
  • El mejor momento para limpiar la fachada es en días de primavera u otoño, cuando hace sol, pero no demasiado calor, ya que esto acelera el proceso de secado. También es práctico limpiar después de la lluvia, ya que las paredes ya estarán húmedas y la suciedad, más blanda, se desprenderá más fácilmente.

Si es necesario, puedes aumentar la intensidad de limpieza de fachadas añadiendo un detergente. Comprueba previamente si el exterior de tu hogar es sensible a los ácidos. Por ejemplo, solo deben utilizarse detergentes neutros o alcalinos en piedra natural y fachadas enlucidas. Protege el medioambiente utilizando productos de limpieza biodegradables a base de ingredientes vegetales. Irás por el buen camino si utilizas el detergente para piedra y fachadas STIHL CS 100. Este producto de limpieza es biodegradable y elimina de forma fiable verdín y otros restos vegetales incrustados, manchas producidas por gases de escape acumulados, suciedad y polvo.

Cómo limpiar la fachada con una hidrolimpiadora

Paso 1: hacer un tratamiento previo

Utiliza la hidrolimpiadora para humedecer la fachada y eliminar la suciedad incrustada de la pared. En fachadas no delicadas, utiliza el limpiador de superficies STIHL RA 110. Este accesorio limpia superficies horizontales y verticales de forma rápida y sin salpicaduras. Además, la presión del agua del limpiador de fachadas puede ajustarse directamente según la sensibilidad de la superficie que se va a limpiar.

Paso 2: aplicar el detergente

Aplica el producto de limpieza sobre una zona extensa con la hidrolimpiadora y déjalo actuar durante unos minutos; no dejes que la superficie se seque completamente.

Paso 3: frotar la superficie

Si es necesario, frota la pared con un cepillo de limpieza, accesorio de la máquina.

Paso 4: aclarar suciedad y espuma

Aclara la suciedad y la espuma de la fachada con el limpiador de superficies. Trabaja de arriba abajo para evitar que la suciedad se deposite en las superficies que ya se han limpiado.

Limpieza de fachadas: productos de limpieza para el hogar

Todo lo que necesitas para limpiar pequeñas superficies y suciedad superficial es agua caliente, un cepillo de cerdas blandas y jabón o detergente. También se puede distribuir manualmente el detergente para piedra y fachadas STIHL con un pulverizador.

Garden , Meadow, CS 100 stone and facade cleaner

Cómo limpiar fachadas sin hidrolimpiadora

Paso 1: humedecer la superficie

Rocía la fachada con una manguera de jardín para humedecerla.

Paso 2: aplicar el producto de limpieza

Distribuye el detergente uniformemente por la pared de la casa. Este paso es más fácil si utilizas un pulverizador.

Paso 3: limpiar la fachada de tu vivienda

Cepilla y frota la superficie de arriba abajo. Luego, retira la suciedad con agua limpia.

Limpieza de la suciedad orgánica del exterior de tu vivienda

Las plantas trepadoras, el verdín y los excrementos de pájaros son molestos y pueden dañar el exterior de tu casa. Para limpiar permanentemente la suciedad orgánica de las paredes exteriores, necesitarás la tecnología y los detergentes adecuados.

En resumen: limpieza de fachadas

  • La limpieza regular y a fondo del exterior de tu casa la mantiene en buen estado y con un aspecto fantástico.
  • Algunos tipos de fachadas pueden limpiarse con una hidrolimpiadora y otros deben limpiarse a mano.
  • Los ladrillos de clínker intactos, los enlucidos y las fachadas de madera pueden soportar el agua a presión. Se recomienda trabajar de forma manual y con suavidad en resinas compuestas delicadas y TICS. Las fachadas dañadas y antiguas solo deben limpiarse después de consultar a especialistas.
  • Todo lo que necesitas para limpiar pequeñas superficies y suciedad superficial es agua caliente, un cepillo de cerdas blandas y jabón o detergente.
  • Reduce el impacto medioambiental utilizando detergentes biodegradables. El limpiador para piedra y fachadas STIHL CS 100 es respetuoso con el medioambiente y se puede utilizar con una hidrolimpiadora o para lavar a mano.
  • La suciedad orgánica, como las plantas trepadoras, el verdín y las algas, puede dañar las paredes exteriores.
  • Para eliminar la hiedra para siempre, primero debes separar o cortar todas las ramas y raíces de anclaje de la fachada. A continuación, saca las raíces del suelo y deja que se sequen.
  • El verdín y las algas son propensos a desarrollarse en superficies húmedas y las fachadas TICS son particularmente vulnerables. Utiliza un limpiador de fachadas o cristales de sosa para eliminar las capas de algas. Utiliza siempre gafas de seguridad cuando utilices cristales de sosa, ya que son irritantes.
  • Los excrementos de pájaros se pueden eliminar rápidamente con una hidrolimpiadora o simplemente con agua y jabón suave.