Tecnología de inyección de combustible: una potencia extraordinaria al servicio del profesional

La tecnología de inyección electrónica de combustible hace que los motores sean ligeros y eficientes, lo que convierte a las máquinas STIHL en una opción potente y de confianza para los profesionales.

T-TS500I-E006

Innovación STIHL: máquinas con inyección de combustible.

STIHL continúa innovando a través del desarrollo de sistemas de inyección electrónica de combustible, creando potentes y eficientes máquinas que no necesitan carburador.

¿Qué es la inyección de combustible?

La tecnología de inyección de combustible es un sistema para introducir una mezcla de combustible y aire en el cilindro de un motor de combustión. Desde el punto de vista del funcionamiento, es una alternativa al carburador y la opción preferida desde hace mucho tiempo en los motores de los automóviles. Para comprenderlo mejor, es necesario tener una visión general de cómo funciona un motor. 

Oxígeno: la clave del rendimiento del motor

Lograr un rendimiento óptimo del motor no depende tanto del combustible que se utilice como del aire con el que se combine. Gran parte del combustible que circula dentro de un motor es simplemente un catalizador, necesario para ayudar a que el oxígeno en el aire reaccione con las partículas de hidrocarburos del combustible. Como tal, el requisito clave para el combustible en un motor es que esté en el lugar correcto en el momento adecuado, y siempre en la cantidad correcta. Solo una mezcla de aire y combustible con la proporción adecuada garantiza una combustión rápida y completa y permite que el motor funcione a pleno rendimiento. La clave para diseñar motores fiables y de alto rendimiento es garantizar que esta mezcla sea correcta.

Carburador frente a inyección de combustible

Una forma de proporcionar la mezcla perfecta de aire y combustible en un motor es a través de un carburador. Se trata de una tecnología muy asentada pero que dista de ser sencilla. Un carburador es un componente mecánico que se basa principalmente en la diferencia de presión entre la presión de admisión y la presión atmosférica. El proceso suele ejecutarse sin problemas, pero hay que tener en cuenta factores que podrían afectar negativamente al funcionamiento del carburador, como las fluctuaciones en la altitud y la temperatura, un filtro de aire sucio, el desgaste del motor y la calidad del combustible. No es el mejor escenario si utilizas de forma profesional las máquinas y necesitas el máximo rendimiento a diferentes altitudes y condiciones de temperatura. Por este motivo, STIHL ha desarrollado máquinas con sistemas de inyección electrónica de combustible.
 
Mientras que un carburador utiliza las diferencias de presión para mezclar el combustible y el aire, la tecnología de inyección electrónica suministra el combustible directamente al cárter a través de una válvula de inyección o directamente al codo de admisión, como es el caso de la innovadora motosierra STIHL MS 500i. La bomba de inyección mantiene constante la presión del combustible, asegurando así que la válvula de inyección de combustible proporcione exactamente la cantidad correcta de combustible en cualquier momento durante el uso.

Tipos de sistema de inyección de combustible

El principio de la inyección de combustible es tecnológicamente brillante y existen varias formas de implementarlo. Existen tres categorías principales.
Un hombre con ropa de protección arranca una motosierra de gasolina STIHL MS 500i en el suelo de un bosque de hoja caduca.

La primera motosierra con inyección electrónica de combustible: la STIHL MS 500i

La motosierra STIHL MS 500i es la primera en el mundo producida en serie con inyección de combustible controlada electrónicamente. Esta motosierra ofrece un rendimiento inigualable gracias al sistema de inyección de combustible controlado por unos sensores, que se autoajustan para proporcionar siempre una potencia óptima. ¡La tecnología ofrece innumerables ventajas a los usuarios de máquinas!

El innovador sistema de inyección de combustible STIHL, y la consiguiente eliminación del carburador y sus componentes, permite que las máquinas sean excepcionalmente ligeras y que tengan claramente, con su 1,24 kg/kW, la mejor relación peso/potencia del mercado. Los profesionales forestales, ávidos de un alto rendimiento, pueden confiar en que la motosierra STIHL con inyección electrónica de combustible les ofrece una potencia notablemente mayor que otros modelos de la categoría de 80 cm3, junto con una aceleración rápida y un comportamiento de arranque óptimo, tanto en arranque en frío como en caliente.

STIHL ha desarrollado su propia tecnología para que los componentes electrónicos de la máquina puedan obtener todos los datos que necesitan del sensor para controlar la inyección de combustible. Estos componentes electrónicos funcionan desde el primer momento, aunque la STIHL MS 500i no tenga batería y el arranque sea por cuerda de arranque. Al crear este motor, STIHL ha demostrado estar a la vanguardia del desarrollo profesional de motosierras de gasolina, principalmente sobre la base de su tecnología de inyección electrónica de combustible.

Primer plano del accionamiento manual de la motosierra con inyección de combustible STIHL MS500i

El sistema de inyección de combustible STIHL MS 500i es realmente innovador

La tecnología de inyección de combustible utilizada en la motosierra STIHL MS 500i inyecta combustible directamente en el codo de admisión a través de la válvula de inyección, mientras que una bomba de inyección mantiene la presión del combustible constante, garantizando así que la válvula proporcione la cantidad óptima de combustible en cualquier momento durante el funcionamiento. La unidad de control de la STIHL MS 500i, el "cerebro" del sistema de inyección de combustible del motor, calcula de forma automática la cantidad de combustible, el punto de inyección y el punto de ignición.

Para optimizar el proceso de inyección de combustible, hay varios sensores instalados en el cárter del motor. Estos incluyen un sensor de temperatura exterior, un sensor de presión y un sensor de la temperatura en el motor, que recopilan información sobre las condiciones y las transmiten a la unidad de control de la motosierra. Además, los sensores registran los datos que utiliza dicha unidad de control para calcular el volumen de aire de admisión, lo que permite determinar con una precisión nunca vista en un carburador, la cantidad de la inyección de combustible necesaria para que la combustión sea óptima.
 
Otro detalle tecnológico innovador en el sistema de inyección es el generador que, además de producir energía, sirve también de sensor. Mediante la corriente alterna que produce el generador, este proporciona información a la unidad de control sobre las revoluciones de la máquina y la posición del cigüeñal, ambos aspectos esenciales para el funcionamiento de la inyección de combustible. Esto permite que la unidad de control de inyección de combustible reconozca con gran precisión el estado de funcionamiento de la motosierra y los requisitos de combustible y, con ello, adapte el sistema de inyección de combustible y el encendido para hacer frente a cualquier condición ambiental.
 
Todo esto sucede en cuestión de milisegundos. Esta increíble tecnología garantiza un arranque excepcional, una aceleración óptima y un rendimiento máximo durante toda la jornada laboral. Y no hay necesidad de pensar en arranques en frío, arranques en caliente o cualquier otra configuración manual en la motosierra, ya que los componentes electrónicos se encargan de ello.

Tecnología avanzada para trabajar sin estrés

El uso de un sistema de inyección de combustible en un motor de motosierra facilita cualquier trabajo, ya que el motor se ha desarrollado y diseñado exhaustivamente para ser ligero y ofrecer un mejor rendimiento. Gracias al generador ya no son necesarios los imanes convencionales del volante, ni que la unidad de control se sitúe directamente sobre este. Este diseño permite una mayor eficiencia en la refrigeración, lo que ha hecho posible utilizar un volante de inercia más pequeño que en las motosierras convencionales de la misma categoría. La masa del volante de inercia adicional necesaria para el ralentí se consigue con un anillo de acero compacto situado debajo de los álabes del ventilador. Este no solo permite lograr un tamaño reducido del volante, sino que también reduce la carga del cigüeñal, minimizando aún más el peso total de la motosierra. La unidad de control de inyección está situada en la carcasa del depósito, lo que ofrece un desplazamiento, peso y centro de gravedad óptimos y contribuye, además, a que el motor de inyección sea compacto y ligero.

En resumen: Motosierra STIHL MS 500i con inyección de combustible

  • La mejor relación peso/potencia del mercado en motosierras de gasolina: 1,24 kg/kW.
  • Aceleración extraordinaria: del ralentí al régimen máximo del motor en solo 0,25 segundos.
  • Rendimiento óptimo del motor en cualquier tipo de condiciones.
  • Comportamiento de arranque inigualable en cualquier condición meteorológica y en cualquier altitud.
  • Secuencia de arranque sencilla sin palanca de arranque.
  • Funcionamiento sin ajuste manual.