Cómo funciona una hidrolimpiadora: primeros pasos

¿Cómo usar una hidrolimpiadora correctamente? Aquí te enseñamos la mejor forma de hacerlo.

Una mujer sale de un garaje con la hidrolimpiadora STIHL RE 130 PLUS

Resumen: Cómo usar una hidrolimpiadora

  • Las hidrolimpiadoras están diseñadas para abordar múltiples tareas de limpieza.

  • Utiliza un filtro de agua para asegurar una larga vida útil a tu hidrolimpiadora.

  • Utiliza la hidrolimpiadora siempre con cuidado, empieza con poca presión y auméntala solo en caso necesario.

Una mujer limpia muebles de jardín en el exterior con la hidrolimpiadora STIHL RE 130 PLUS

¿Para qué puedo utilizar una hidrolimpiadora?

Estas máquinas son ideales para trabajos de limpieza en casa y en el jardín. Con la presión del agua se puede eliminar incluso suciedad incrustada.

Si quieres limpiar, por ejemplo, tus muebles de jardín o eliminar verdín y otras consecuencias de la humedad del exterior de tu casa, es la mejor opción. Por supuesto, también puedes limpiar vehículos y bicicletas eficazmente.

¿Sabías que...? Sabiendo cómo funciona una hidrolimpiadora correctamente, ahorrarás una gran cantidad de agua si lo comparas con una manguera de riego convencional. Mientras que una manguera de riego consume unos 3.500 litros de agua por hora, el consumo de agua de una hidrolimpiadora STIHL es de una media de 600 litros/hora.

Hidrolimpiadora STIHL RE 130 PLUS conectada y lista para ser utilizada en una terraza

Conectar la hidrolimpiadora correctamente

Antes de empezar a trabajar, debes conectar correctamente tu hidrolimpiadora. El procedimiento varía en función de la finalidad de limpieza y de la fuente de agua. Además del agua limpia del grifo, también puedes utilizar una bomba de jardín o agua de lluvia.

Independientemente de dónde desees conectarla, es importante contar con un soporte seguro para la misma. Por ello, al hacerlo, asegúrate de que no pueda volcar mientras trabajas. Una vez colocada la máquina de forma segura, conéctala a la fuente de agua. 

A continuación, te mostramos cómo usar tu hidrolimpiadora con distintas fuentes de agua.

Conecta la hidrolimpiadora al grifo del agua

Si deseas acoplar la hidrolimpiadora a un grifo de agua normal, utiliza una manguera de riego con dispositivo antirretorno. Este componente, exigido por la ley, impide que el agua estancada en la hidrolimpiadora vuelva a entrar en la tubería de agua de tu hogar. A continuación:

Una persona comprueba la conexión de la hidrolimpiadora STIHL RE 130 PLUS

Conectar la hidrolimpiadora a una bomba de jardín

Ya sea de una cisterna, un aljibe o un pozo: con una bomba de jardín podrás utilizar cómodamente fuentes de agua en tu propio jardín. Para conectarla a una bomba de jardín, necesitas una manguera de riego y un filtro de agua. Este último filtra eficazmente las partículas en suspensión del agua, protegiendo la máquina de la suciedad y los daños que esta pueda provocar.

Fija primero el filtro de agua a la hidrolimpiadora o a la bomba de jardín. A continuación, conecta la bomba de jardín a la manguera de riego. Después, enchufa la hidrolimpiadora a la red eléctrica. Antes de utilizarla, pon en marcha la bomba del jardín y llena el sistema de alta presión accionando la pistola. La hidrolimpiadora ya está lista para su uso.

Utilizar la hidrolimpiadora con agua de lluvia

Para utilizar la hidrolimpiadora con agua de lluvia, necesitas un juego de aspiración adecuado. Además, debes utilizar un filtro de agua para garantizar su vida útil.

Antes de conectar el juego de aspiración a la hidrolimpiadora, retira primero cualquier acople de manguera conectado a la máquina. A continuación, atornilla el filtro de agua.

Después, prepara el juego de aspiración para su uso. Para ello, introdúcelo completamente en el bidón de recogida de agua de lluvia para que quede totalmente inundado de agua. A continuación, tapa la manguera del juego de aspiración con un dedo para mantener el agua en la manguera cuando conectes el extremo de la manguera a la hidrolimpiadora.

Antes de usar la hidrolimpiadora, saca la manguera de la fuente de agua de lluvia hasta que el extremo inferior deje de tocar el suelo. Ten en cuenta que el juego de aspiración puede aspirar agua a una profundidad máxima de un metro.

 Una persona monta un accesorio en la hidrolimpiadora STIHL RE 130 PLUS

Puesta en marcha de la hidrolimpiadora

Cuando la hayas conectado correctamente puedes empezar a trabajar. Antes de comenzar, tienes que llenar el sistema de alta presión accionando la pistola con la máquina desconectada. Cuando ya no salga aire de la pistola, entonces puedes utilizar la hidrolimpiadora.

A continuación, monta el accesorio correcto para realizar tu trabajo. Por ejemplo, si quieres pulverizar con arena, conecta el dispositivo de chorro de arena STIHL a la pistola de alta presión.

Los suelos sucios se pueden limpiar a fondo con el limpiador de superficies. Y las fachadas delicadas se tratan mejor con un cepillo rotativo de lavado.

Una vez montado el accesorio adecuado, enciende la hidrolimpiadora y ¡a trabajar!

Utilízalas con seguridad

Trabaja con cuidado cuando utilices una hidrolimpiadora. Empieza a trabajar con una presión baja para probar la resistencia del material que deseas limpiar.

Por ejemplo, los muebles de jardín de madera son mucho más delicados que los de metal. Si deseas limpiar tu bicicleta con la hidrolimpiadora, debes hacerlo con especial cuidado.

Si en algún momento necesitas más potencia de limpieza, aumenta gradualmente la presión. No pierdas de vista ni la máquina ni el material a limpiar. Ten en cuenta que si utilizas un chorro de presión muy alta, puedes dañar los materiales delicados.

Consulta cualquier duda sobre manejo o accesorios adecuados en el manual de instrucciones. Familiarízate previamente con la técnica trabajo, para que puedas actuar siempre con seguridad.