Cuidados del jardín en verano

Saca el máximo partido de tu jardín en verano con ayuda de nuestra guía mensual sobre el cuidado del jardín en esta estación.

RM 2 R

Cuidado del jardín en verano

El verano es la temporada en la que más disfrutamos del jardín, ya sea para relajarnos, recoger lo plantado en primavera, o simplemente para admirar en su máximo esplendor las plantas a las que hemos dedicado tantos cuidados. Los largos días de luz natural y las temperaturas más cálidas también implican algunas tareas específicas para que tu jardín en verano se mantenga exuberante también en la estación estival. Presentamos algunos trabajos clave mes a mes.

Primer plano de un tallo verde cortado con una tijera de poda, parte de los cuidados del jardín en verano.

Cuidado estival del jardín en junio

Los tulipanes y el azafrán ya han debido marchitarse y las plantas perennes como el lupino y los geranios empiezan a florecer después de su etapa de crecimiento a principio de la temporada. La inconfundible llegada de esta calurosa estación implica una nueva fase de crecimiento y de cuidado para unas flores para jardín de verano perfectas; así como para una cosecha abundante más adelante.

Huerto de hortalizas Jardín decorativo

Poda de tomates de tipo racimo o indeterminado con los dedos: elimina los brotes laterales que crecen en la unión entre el tallo y el peciolo. Esto garantiza que la energía de la planta se destine a formar más frutos. Debes seguir con esta poda pellizcando con los dedos durante toda la temporada. Ten en cuenta que los tomates de tipo arbusto (determinado) no necesitan la poda de estos brotes laterales.

 

Aclareo de árboles frutales: los manzanos y perales suelen producir más frutas de las que pueden madurar y, a principios de junio, muchas de ellas caerán del árbol. Si todavía hay grupos individuales con un gran número de frutas, deberás retirar los más pequeños para maximizar la cosecha. Las tijeras de poda STIHL de alta calidad son ideales para esta tarea. Después del aclareo, las frutas jóvenes deben estar a un dedo de distancia entre unas y otras, como mínimo. 

 

 

Podar las flores marchitas: si quieres que tus plantas sigan en flor en vez de producir semillas, retira las flores en cuanto se marchiten. Puedes arrancarlas con cuidado o cortarlas con la podadora.

 

Abonar el césped: los fertilizantes suelen tener efecto durante tres meses. Si abonaste el césped en primavera, dale una nueva dosis de fertilizante de liberación lenta.

Primer plano de una abeja en una flor morada, una de las típicas flores para plantar en verano.

Cuidados de jardinería en verano: julio

El riego es la prioridad de los jardineros en julio, especialmente en suelos más ligeros. Si quieres disfrutar de tus flores en las cálidas noches estivales, echa un vistazo a las tareas de julio.

Huerto de hortalizas Jardín decorativo

Protege las manzanas (del próximo verano) de las orugas: crea un espacio artificial oculto para que los gusanos formen sus crisálidas colocando una tira de 10 cm de ancho de cartón ondulado grueso alrededor del tronco del manzano. Sustitúyelo cada mes. Verás si se ha formado alguna crisálida en la tira retirada. Elimina la tira cuando la retires. Después de nacer, esta plaga busca manzanas o peras, pasa cuatro semanas a principio de verano viviendo en la fruta, y luego la abandona para aparearse y poner huevos. Si retiras las crisálidas antes de que se abran, evitarás la plaga en tu jardín al año siguiente.

 

Propagar las fresas: las fresas forman numerosos tallos rastreros o estolones. Estos tallos echan raíces con las que pueden propagarse fácilmente en verano. Selecciona un tallo rastrero y coloca una pequeña maceta de compost en su recorrido, cerca de la planta madre. Introduce el tallo en la tierra. Es posible que tengas que sujetarlo con algún alambre o piedra. El tallo rastrero formará sus propias raíces enseguida. En ese momento, podrás cortarlo de la planta principal y colocarlo en cualquier otro sitio del jardín.

 

Eliminar el crecimiento no deseado de los árboles frutales: los brotes laterales y los chupones son crecimientos verticales que tienen mucha fuerza y roban la energía útil al árbol. Córtalos lo más cerca posible del tronco al comienzo del verano. Para ello, recomendamos las tijeras de poda STIHL.

Agua: riega con menos frecuencia pero de forma abundante para que el agua pueda penetrar profundamente en el suelo y llegar a las raíces de las plantas. Si tu suelo es arcilloso, deberás regar una vez a la semana en verano, mientras que los jardines con suelos arenosos deberán regarse cada 2 o 3 días. Lo mejor es regar por la mañana o, si no, a última hora de la tarde. Evita hacerlo durante las horas más calurosas del día. 

 

Cortar el césped: asegúrate siempre de que las cuchillas del cortacésped estén afiladas. La altura de corte correcta depende de la cantidad de luz solar que reciba el césped: en lugares soleados, la altura óptima es de 4 a 5 cm, mientras que en las zonas en sombra, debe ser de 5 a 7 cm. Para que el césped del jardín tenga un aspecto saludable durante todo el verano, debes evitar cortar más de un tercio de la longitud de una sola vez y, durante los periodos muy cálidos y secos, mantenerlo un centímetro o dos más largo. Si utilizas un accesorio para mulching, debes utilizarlo dos veces a la semana en verano; de lo contrario, se añadirán demasiados recortes de césped en un solo corte y la hierba podría quedar apelmazada. 

 

Remover la tierra en mesas de cultivo: el ahuecado regular permite ahorrar agua. Las malas hierbas crean orificios muy finos en la tierra por los que se evapora el agua. Cuando se retiran las malas hierbas, los centímetros superiores de la tierra se secan, pero debajo se mantiene la humedad. 

Primer plano de una abeja en una flor rosa entre flores para jardín de verano.

Cuidado estival de jardinería en verano: agosto

El riego y la eliminación de malas hierbas son clave en cualquier programa de jardinería en verano. Agosto es sinónimo de maduración y cosecha para numerosas frutas. También es un momento en el que empiezas a pensar en la próxima temporada, realizando la poda tardía o recolectando semillas en tu jardín.

Huerto de hortalizas Jardín decorativo

Plantar col rizada: si siembras col rizada y otras verduras de invierno en agosto, podrás cosecharlas de tu jardín en solo unos meses. Planta seis semillas por metro cuadrado, separadas 45 cm entre sí, y mantén la tierra húmeda.

 

Quitar las flores jóvenes: corta todas las flores nuevas de tomate y pimiento a partir de agosto. Para un jardinero, puede ser un paso doloroso, pero ten en cuenta que la fruta de las flores que surgen ahora no madurará al final de la temporada, por lo que la planta estará gastando una energía que podría utilizar en los frutos existentes. 

 

Cosechar patatas: la cosecha de patatas comienza en junio con las primeras patatas nuevas y continúa hasta octubre con las variedades más tardías para el almacenamiento. Utiliza una horca de cavar. Podrías perforar algunos tubérculos, pero las palas normales o planas causarían más daños.

Hacer esquejes: las tareas de poda en verano permiten hacer muchos esquejes. El mejor momento para hacer esquejes es de marzo a agosto. Te recomendamos que trates de que los esquejes arraiguen en suelos pobres en nutrientes ya que ante la dificultad de encontrar nutrientes, desarrollan más raíces. 

 

Recoger semillas: a veces puede ser difícil separar las semillas pequeñas de los restos de flores y ahechaduras, aunque, en este caso, utilizar un ventilador puede resultar muy práctico. Coloca la materia vegetal sobre una sábana delante del ventilador. La corriente de aire arrastrará el material más ligero de la planta separándolo de las semillas más pesadas.

 

División de plantas perennes del jardín: junto con la preparación de esquejes, la división es el método de propagación más rápido. Hazlo en verano, después de que la planta haya florecido. Extráela, sacude la tierra y usa una pala para dividirla en varias partes. Cada parte debe tener al menos un brote y suficientes raíces. 

Consejos de jardinería en verano con STIHL

Cuando se trata de cuidar el jardín en verano, nunca dejarás de aprender. Te ofrecemos algunos consejos de jardinería para el verano.

Harvesting summer fruit

Your garden has plenty to offer in summer – but every garden lover is particularly looking forward to home-grown, sun-ripened summer fruit. We have summarised the harvest times for selected fruit varieties for you in the following table:

  Junio Julio Agosto
Manzanas    
Peras    

Moras

 
Fresas  
Frambuesas  
Nectarinas    
Melocotones    
Ruibarbo    

Cerezas dulces

 

Extracción de patatas de la tierra con una pala, una de las tareas típicas de la jardinería en verano.

Cuidados del jardín en verano: cosecha de patatas

Si cultivas patatas en tu jardín, puedes cosecharlas en verano, aunque el momento exacto de la cosecha depende de la variedad elegida. En la siguiente tabla te ofrecemos un resumen.

Variedad Época de cosecha Tiempo de almacenamiento
Christa/Atica Junio/julio como patatas nuevas

Piel fina, tiempo de almacenamiento breve

Cilena/Sieglinde Julio/agosto Piel más fuerte, tiempo de almacenamiento limitado 
Nicola/Linda Finales de agosto

Muy buen tiempo de almacenamiento

Primer plano de la plantación de una planta joven como parte de los cuidados del jardín en verano.

Cuidados del jardín en verano: plantar brassica

La col rizada que se planta en verano y otros hortalizas de hoja de invierno pueden estar listas para que las disfrutes antes de Navidad. Hemos resumido los detalles para el cultivo de algunas hortalizas invernales deliciosas.

Variedad Tiempo de siembra/plantación Época de cosecha
Colirrábano De marzo a julio Depende del tiempo de plantación, de 6 a 8 semanas
Brócoli De finales de mayo a mediados de junio De finales de verano a octubre
Col verde china De junio a agosto Octubre y noviembre

Coliflor de invierno

Julio Mayo del año siguiente
Col rizada

De mayo a julio

De octubre a febrero

Primer plano de la parte posterior de una hoja con un insecto verde, imagen típica en un jardín en verano.

Cuidados del jardín en verano: control de plagas

Un aspecto menos agradable de la jardinería en verano son las plagas en el jardín. Hemos preparado una breve guía sobre algunos problemas comunes, incluyendo cómo abordarlos:

Plaga Medidas
Falena invernal

Cuando aparezcan las orugas a principios de año, pulveriza las plantas infestadas con una preparación suave de Bacillus thuringiensis.

Áfidos en rosas

Si la infestación es leve, elimina las plagas de las plantas con agua. Si es mayor, una preparación con ajo puede ayudar a combatir los áfidos en verano: hierve 10 dientes de ajo en 5 litros de agua durante 20 minutos. Cuando se haya enfriado, rocía la preparación donde desees eliminar las plagas.

Mancha negra

Corta las hojas afectadas inmediatamente, desinfecta las herramientas y retira las hojas del suelo. Utiliza fungicidas en caso de fuerte infestación en el jardín.

Moho Mezcla suero de mantequilla con agua en una proporción de 1:9 y rocía varias veces a la semana sobre las plantas afectadas. Corta los tallos afectados en caso de infestación extrema. 

Primer plano de la plantación de esquejes en una maceta en un día de jardinería en verano.

Cuidado del jardín en verano: propaga tus propias plantas

Llenar tu jardín con tus plantas de jardín para verano favoritas no es un proceso largo o caro. Existen varios métodos de propagación para multiplicar las plantas de tu jardín. Con un poco de tiempo y atención podrás cultivar muchas plantas nuevas.

Esqueje  Acodo Semilla División

Los esquejes son brotes de 5 a 10 cm de longitud que se obtienen de la planta madre y que echan raíces en tierra de siembra húmeda. Estos esquejes tendrán todas las características de la planta madre, por lo que sabrás exactamente qué esperar de ellos. Los esquejes tardan unas semanas en echar raíces, momento en el que se pueden plantar como plantas jóvenes. Este método de propagación es adecuado para plantas de floración en verano como las rosas y las hortensias, así como las frambuesas, la lavanda y otras plantas de jardinería culinarias.

En el caso de la propagación por acodo, la nueva planta tiene raíces estando todavía unida a la planta madre. Puedes propagarla dirigiendo un tallo hacia la tierra. Podrás separarlo de la planta madre cuando haya formado las raíces. La propagación por acodo requiere mucho trabajo y es más adecuada para plantas con estolones largos. Cultivar a partir de semillas siempre lleva más tiempo que cultivar plantas jóvenes, pero permite disfrutar de una variedad mucho más amplia de especies. Además, una bolsa entera de semillas es más barata que una sola planta joven, y también tiene la incomparable ventaja de la diversión y anticipación que producen cultivar desde cero. Cosechar semillas tú mismo es un método sostenible para mantener tu jardín de verano a pleno rendimiento con las plantas que te gustan. El rizoma de muchas plantas perennes se hace más grande cada verano y separarlo en varias partes después de cierto tiempo rejuvenece la planta y crea nuevos ejemplares. Esto te permite ahorrar dinero y te asegura mayor vegetación en el jardín. Las plantas perennes que se dividen a finales del verano crecen rápidamente y se convierten en plantas autónomas inmediatamente.

Primer plano de hierbas cosechadas en una cesta mientras alguien recoge las hojas de los tallos.

Plantas de jardín para verano: hierbas aromáticas

Todos los jardines deberían tener hierbas aromáticas en verano. Aquí encontrarás los consejos y trucos más importantes para el cuidado de estas plantas de jardín para verano y su cosecha:

Cuidados Cosecha

La base de las hierbas de jardín de tipo mata de larga duración, como el tomillo, el romero y la lavanda, puede volverse leñosas a lo largo de los años. La poda regular en las primeras etapas de la temporada de cultivo ayuda a evitar el aumento de las áreas desnudas y leñosas.

 

El tomillo, la lavanda, el romero y la salvia se pueden plantar juntos, ya que tienen las mismas necesidades para su crecimiento.

 

Puedes plantar perejil y albahaca juntos, pero no con perifollo, eneldo o apio.

 

El cilantro, el eneldo y el hinojo dulce prosperan cerca de la ajedrea, la capuchina y la manzanilla.

 

Todas las hierbas del jardín deben cosecharse con regularidad, ya que les ayuda a crecer mejor y a hacerse más frondosas.  

La cosecha en el momento adecuado marca la diferencia en cuanto al sabor de las hierbas: poco antes de la floración es cuando tienen mayor concentración de aceites esenciales. 

 

Debes esperar a que desaparezca el rocío antes de recolectar hierbas. 

 

Existen varios métodos para su conservación: las hierbas más robustas se pueden atar en manojos y colgarlas boca abajo para que se sequen. Las plantas más delicadas pueden conservarse en aceite o pueden utilizarse para hacer pesto.

 

 

Resumen: jardinería en verano

  • La poda de flores para jardín de verano como son las flores marchitas, el control de plagas y la poda selectiva mantienen tu jardín bonito y productivo en verano
  • Tanto los jardines ornamentales como los de plantas de jardín para verano necesitan una atención minuciosa durante la estación más calurosa
  • Riega con regularidad y de manera abundante para cuidar de tu jardín en verano: evita las horas más calurosas y trata de regar con menos frecuencia pero con abundancia