Cómo atraer abejas a tu jardín y crear un hábitat adecuado

¿Te apetece hacer que tu jardín sea atractivo para las abejas? Descubre cómo incluir las plantas adecuadas y los lugares de enjambramiento y anidamiento para que tu jardín vibre con el zumbido de las abejas.

I-STIHL_NATURE_PROXIMITY_GERMANY-IM-148

¿Por qué son importantes los jardines respetuosos con las abejas?

La abeja es uno de los insectos más beneficiosos y de mayor importancia de la naturaleza y desempeña un papel crucial en la polinización en nuestro entorno. Ayudar a las poblaciones de abejas desde cualquier lugar, incluido nuestro jardín, fomenta la biodiversidad y un ecosistema sano.

Cómo nos ayudan las abejas y cómo ayudan al medioambiente

La importancia de las abejas se puede resumir en pocas palabras: si no hay abejas, no hay cosecha. La mayoría de las plantas de las que dependemos para cultivos y recursos están polinizadas por abejas silvestres y abejas melíferas. Las abejas también contribuyen de forma significativa a la propagación de las plantas y a la biodiversidad de los hábitats.

La diferencia más notable entre las abejas silvestres y las abejas melíferas reside en su estilo de vida: las abejas silvestres son insectos solitarios que hacen nidos en el suelo o en grietas en las rocas, tallos de plantas, muros de piedra seca u hoteles de insectos, mientras que las abejas melíferas anidan en colonias, lo que se conoce como enjambrar, y viven juntas en una colmena. Esto significa que las abejas silvestres se distribuyen por una zona más amplia y, por lo tanto, contribuyen más a la polinización que las abejas melíferas. Muchas plantas de cultivos funcionan mejor si las polinizan las abejas silvestres más eficientes, y algunas especies vegetales, incluidos los tomates, las polinizan exclusivamente las abejas solitarias. Otra razón por la que estos insectos son importantes en el ecosistema es que forman parte de la dieta de otros animales.

Primer plano de un panal en un cuadro de madera con muchas abejas

¿Por qué están en peligro las abejas?

Un estudio publicado en 2015 hablaba de la existencia de casi 2.000 especies de abejas silvestres en Europa. Según la Lista Roja, elaborada por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y la Comisión Europea, con el objetivo de conocer el estado de especies de todo tipo en el continente, el 9% del total de especies de abejas europeas se encuentra en peligro de extinción. 

La agricultura intensiva es, en gran medida, la culpable: otorga una importancia primordial a los monocultivos para lograr una mayor producción. 

No hay prácticamente ningún cultivo que produzca flores en estos monocultivos, lo que significa que no hay comida para las abejas. Algunas especies de abejas autóctonas incluso se han adaptado a una sola especie de planta, por lo que, si la agricultura acaba eliminando esa planta, nuestros amigos de rayas no tendrán adónde ir.

No es solo un problema dentro del ámbito agrícola; los jardines domésticos, en muchas ocasiones, no contribuyen en absoluto al bienestar de las abejas. Por lo general, los jardines están diseñados para adaptarse al gusto del propietario o ser fáciles de cuidar, lo que significa que muchos jardines no contienen plantas que atraen polinizadores. Las abejas mueren de hambre si no son capaces de encontrar suficiente comida en nuestras praderas, campos o jardines.

Cómo un jardín respetuoso con las abejas puede ayudar a estos insectos

Si el prado de flores silvestres más cercano está muy lejos de la "casa" de una abeja, será difícil para el insecto acceder a la fuente de alimento. Por lo tanto, un jardín respetuoso con las abejas debe incluir todo lo que necesitan para sobrevivir: comida, un lugar para anidar (o enjambrar en el caso de melíferas), refugio y algún lugar para pasar el invierno. Incluso si solo puedes tener un par de plantas beneficiosas para las abejas en tu jardín o en tu balcón, estas pueden servir de isla para que la abeja que va en busca de alimento pueda ir de una isla de flores a otra polinizando más plantas y ayudando al ecosistema.

Con esto, queda claro que la protección de las abejas es fundamental para el bienestar de nuestro planeta y de nuestra propia especie. Sigue leyendo para descubrir cómo convertir tu jardín en un paraíso para las abejas..

Diseñar un jardín respetuoso para las abejas

Solo se necesitan unos cuantos materiales sencillos para transformar un espacio al aire libre en un hábitat para las abejas. Hasta el rincón más pequeño con plantas que atraen a las abejas es muy útil para las poblaciones locales de insectos. Y con un poco más de esfuerzo, puedes crear un auténtico paraíso para los polinizadores con plantas perennes, hierbas aromáticas y arbustos que sean del gusto de las abejas.

Las abejas también necesitan hidratarse. Solo tienes que llenar un plato llano con agua y añadir un poco de gravilla o unos cuantos cantos, o incluso canicas, para que las abejas puedan subir y bajar con seguridad.

Evitar pesticidas

Los pesticidas mantienen las plantas libres de plagas, pero también impiden que acudan otros insectos beneficiosos, incluidas las abejas. Por lo tanto, un jardín que quiera atraer a las abejas debería evitar esta forma de controlar las plagas y utilizar en su lugar métodos naturales para fortalecer las plantas contra el ataque de plagas. Una pulverización de fertilizante de ortigas diluido o un preparado a base de ajo es muy nutritivo para las hojas y repele muchas plagas. Es fácil hacer frente a los pulgones con un chorro de agua o retirándolos con el dedo. También se pueden eliminar por completo los brotes afectados.

Para evitar la necesidad de utilizar pesticidas, presta mucha atención incluso cuando compres plantas para que tu jardín sea atractivo para los polinizadores. Busca hortalizas resistentes a las plagas y frutas y rosas resistentes a enfermedades que pueden proliferar en viveros. Sitúa tus plantas adecuadamente para que no sufran debido a la falta de luz u otras razones: las plantas débiles son mucho más susceptibles a los ataques de plagas.

Si no puedes evitar el uso de pesticidas, asegúrate de utilizar marcas inofensivas para los insectos beneficiosos y que sean explícitamente seguras para las abejas. Ten en cuenta que incluso estos pesticidas no deben rociarse nunca sobre las flores, ya que las abejas, que recogen y transportan el olor de estas sustancias, podrían no ser capaces de volver a sus colonias.

Consejo profesional STIHL: recuerda que las plagas también forman parte de nuestro ecosistema natural, al igual que los insectos beneficiosos, por lo que es mejor tolerar cierto grado de infestación por el bien de las abejas.

Garden , Meadow

Proporcionar lugares de anidamiento

Tu jardín nunca será del todo atractivo para las abejas si no cuenta con lugares donde anidar. Las abejas solitarias, en particular, que por lo general anidan en tallos y agujeros en la madera, adoran los escondites como los hoteles de insectos y los huecos en los muros de piedra seca. Es muy fácil construir un hotel de insectos, aunque también puedes comprarlo en muchas tiendas de jardinería. Asegúrate de usar los materiales de relleno adecuados: a las abejas les encanta hacer nidos en juncos o cañas de bambú, conchas marinas y piñas, mientras que los ladrillos perforados y la lana de madera no son adecuados para los hoteles de abejas.

Una pared de piedra seca adecuada como hábitat de las abejas separa una carretera de una zona verde con árboles.

Otra opción que considerar como hábitat de las abejas silvestres son los muros de piedra seca. En estas sencillas paredes de piedra construidas sin mortero, las abejas anidan en los huecos entre las piedras.

Pila de madera cortada en una zona verde con árboles en el fondo

Las pilas de madera cortada también proporcionan un hábitat protegido para muchas criaturas. Tanto si las usas como secciones para marcar límites o apiladas en una esquina del jardín, los erizos, aves, mariposas limoneras y muchos otros animales encontrarán refugio entre las ramas.

Primer plano de una andrena con espalda gris en la arena

Algunas especies como la andrena de espalda gris, por ejemplo, cavan sus nidos en terreno arenoso, por lo que puedes dejar una pequeña zona de arena expuesta para ofrecer a estas abejas una ayuda simple y natural para el anidamiento en tu jardín respetuoso con las abejas.

No lo olvides: coloca un plato de agua con piedras cerca de la zona de anidamiento, para que las abejas siempre tengan algo para beber.

Plantas respetuosas con las abejas

A la hora de buscar flores y plantas para abejas, piensa primero en las especies autóctonas. Las abejas locales se han adaptado durante años a ellas, mientras que las plantas exóticas les resultan raras y ajenas. Las malas hierbas autóctonas, como la ortiga, el espino y el cardo, son fuentes extraordinarias de néctar para las abejas, así como para otros insectos polinizadores como las mariposas y los abejorros.

Evita las plantas que tienen una floración completa y no tienen un centro despejado, ya que se han desarrollado a través del cultivo para que los estambres sean reemplazados por pétalos. Aunque estas exuberantes flores tienen un aspecto hermoso, no ofrecen mucho a las abejas, que tienen dificultades para llegar a los estambres ni a los nectarios en su interior y luego no son recompensadas ni con polen ni con néctar.

I-STIHL_NATURE_PROXIMITY_GERMANY-IM-079

Una manera sencilla de proporcionar flores a las abejas en tu jardín es sembrando una mezcla de semillas especialmente diseñada para atraer a las abejas. Sin embargo, muchas de estas mezclas están diseñadas con plantas mediterráneas o de EE. UU., aunque las flores son abiertas y muy adecuadas para insectos, para las abejas silvestres nativas las plantas autóctonas siguen siendo una mejor opción. Por lo tanto, lo ideal es elegir mezclas de semillas diseñadas para tu zona; prueba en granjas y organizaciones agrícolas.

Ejemplos de flores y plantas perennes respetuosas con las abejas

  • Aguileña
  • Áster
  • Hierba lombriguera morada
  • Dalia (variedades de flor simple)
  • Kniphofia uvaria
  • Madreselva (aroma por la noche)
  • Campánula (variedades de corola redonda)
  • Nébeda
  • Azafrán
  • Lavanda
  • Pulmonaria
  • Lupino
  • Prímula vespertina (florece por la noche)
  • Echium vulgare
  • Saponaria ocymoides (florece por la noche)
  • Milenrama
  • Flor de acerico
  • ·Girasol
  • Malva salvaje
  • Hisopo

 

I-STIHL_NATURE_PROXIMITY_GERMANY-IM-064

¿Las hortensias son atractivas para las abejas?

Las hortensias son extremadamente variadas y solo algunas son adecuadas para las abejas. Elige la variedad "lacecup" de flores simples para un jardín respetuoso con las abejas, para que las abejas puedan llegar al valioso néctar.

Ejemplos de arbustos y árboles buenos para las abejas

  • Manzano
  • Zarzamora
  • Hiedra
  • Frambuesa
  • Saúco
  • Rosa canina
  • Grosella
  • Rosa trepadora (variedades de flor simple)
  • Cornejo macho
  • Bonetero
  • Sauce
  • Endrina
  • Grosella espinosa
  • Espino
  • Enredadera de Virginia
  • Salix integra

Cultiva tus propias frutas y verduras respetuosas con las abejas

Cultivar verduras como habas, col, pepinos, zanahorias y cebollas es bueno para ti y para las abejas. Las plantas medicinales como la borraja y la caléndula también atraen a numerosos insectos con sus flores llenas de néctar. Completa tu jardín culinario con fresas y hierbas para lograr un precioso oasis de perfumes repleto de generosidad.

Lavanda francesa

Plantas para un balcón respetuoso con las abejas

Es fácil encontrarte abejas en las flores de tu balcón: los alhelís, la capuchina, la verbena, la lobelia, la salvia silvestre y la boca de dragón son hermosos y ofrecen una rica recompensa para las abejas. También tienen hierbas favoritas como la salvia, el romero, la lavanda, la menta y el tomillo.

Plantas respetuosas con las abejas durante todo el año

Al igual que las abejas están buscando comida durante todo el año, querrás disfrutar de un jardín hermoso durante las cuatro estaciones. Las listas siguientes te dan una idea de qué plantas pueden mantener tu jardín en flor sin dejar de ser respetuosas con las abejas durante todo el año.

Flores para abejas de primavera/invierno

  • Manzano
  • Glicinia
  • Azafrán
  • Mahonia
  • Grosella espinosa
  • Campanilla de invierno
  • Brezo de invierno
  • Endrino
  • Cereza dulce
  • Tulipán salvaje
  • Acónito de invierno
  • Allium

Flores para abejas de verano

Cerca de una abeja sobre una flor rosa
  • Zarzamora
  • Cardo
  • Hinojo
  • Dedalera
  • Campánula
  • Frambuesa
  • Lupino
  • Romero
  • Salvia
  • Geranio
  • Ortiga muerta

Flores para abejas de finales de verano

  • Sedum
  • Brezo
  • Nébeda
  • Cardo yesquero
  • Lavanda
  • Equinácea
  • Betónica

Jardines de invierno respetuosos con las abejas

Flores amarillas cubiertas de nieve

Según la zona, puede que no haya muchas plantas adecuadas para las abejas que florezcan en la temporada fría, pero algunas plantas sí lo hacen, como la clemátide de invierno, los eléboros y la mahonia. Aunque la mayoría de las abejas no busca comida en invierno, sino que se mantiene durante toda la temporada con los suministros que ya ha recogido, no es raro ver abejas en invierno, especialmente en las ciudades. Hay también otras formas de ayudarlas en invierno: un hotel de insectos en tu jardín o balcón proporciona un hábitat para las abejas, que podrán pasar seguras el invierno. Si tienes arbustos en el jardín, no los cortes durante el invierno; déjalos como están hasta la primavera. A las abejas y otros insectos les gusta pasar el invierno en los tallos.

En resumen: cómo atraer abejas a tu jardín

  • Las abejas son responsables de gran parte de las actividades de polinización y son esenciales para que un ecosistema funcione
  • La agricultura de monocultivos priva a las abejas de sus hábitats y dietas
  • Un jardín respetuoso con las abejas ofrece opciones para que puedan anidar, refugiarse y pasar el invierno, además de fuentes de agua y una amplia gama de alimentos
  • Las flores que les gustan a las abejas son abiertas y con pétalos simples, para que puedan llegar al néctar
  • Evita el uso de pesticidas para proteger a las abejas. En su lugar, utiliza métodos de control de plagas respetuosos con las abejas