Cuándo, cómo y por qué podar un árbol frutal

Los árboles frutales deben cortarse para seguir siendo productivos, pero una poda mal hecha puede causar daños. Averigua cómo podarlos correctamente.

I-STIHL_NATURE_PROXIMITY_GERMANY-IM-100

Podar un árbol frutal para un crecimiento saludable

Si tienes un árbol frutal propio, seguro que quieres tener una cosecha abundante. Un calendario regular de poda marca la diferencia para la salud del árbol y la cantidad de fruta que produce; además, recortar tu árbol frutal cada año fomenta su crecimiento y mantiene su vitalidad, lo que se traduce en una planta más sana y una fruta de alta calidad. Al podar, también se abre la copa del árbol, lo que ayuda a garantizar un flujo de aire suficiente y evita enfermedades fúngicas y plagas.

Cuándo se podan los frutales: manzanos y perales

El mejor momento para podarlos varía según el tipo de árbol frutal y de cuánto crecimiento desees. En este sentido, si no sabes cuándo podar un árbol frutal te interesa saber que los manzanos y perales se beneficiarán de una poda entre noviembre y abril. Sin embargo, durante los primeros años no deberías tocar los árboles frutales jóvenes antes de que llegue la primavera, ya que la madera sigue siendo muy vulnerable a las heladas intensas.

Si deseas fomentar su crecimiento, acostumbra a podar estos árboles frutales durante los meses más fríos. Es entonces cuando el árbol pasa a una fase inactiva y devuelve los nutrientes a las raíces, listos para liberarse cuando la temporada de cultivo comience de nuevo. A finales del invierno, antes de que el árbol empiece a brotar, puede ser un momento ideal para podar, porque los cortes que hagas cicatrizarán más rápidamente a medida que llegue el crecimiento de la primavera, por lo que es menos probable que tus árboles frutales se infecten.

También es posible podar en primavera, pero hacerlo fomentará un crecimiento menos vigoroso, lo que hace que sea una buena opción si necesitas que tus árboles frutales tengan un tamaño específico, adecuado a un espacio concreto, o si quieres dar una determinada forma a los árboles frutales cuando los podes (por ejemplo, cerezos podados en abanico y manzanos en espaldera).

Rama de árbol cortada por una mujer a cargo del cuidado de árboles frutales con tijeras de poda STIHL.

Cuándo podar un árbol frutal

Los árboles frutales de rápido crecimiento, como el cerezo y el melocotonero, se beneficiarán de una poda de temporada durante los meses más cálidos. Esto evita que los árboles crezcan sin control, ya que se elimina parte de sus reservas de energía y, por lo tanto, se ralentiza el crecimiento. Incluso podrías podar estas variedades a medida que cosechas, simplemente quitando la fruta y manteniendo el árbol dentro de los límites al mismo tiempo.
 

Puedes podar un melocotonero hasta que florezca en abril y mayo, mientras que es preferible cortar los cerezos entre junio y agosto, después de que termine su fructificación.

Evita podar drásticamente los árboles durante la temporada de anidamiento, de marzo a septiembre. Un recorte suave está bien a menos que haya pájaros que aniden en el árbol, en cuyo caso no debes podarlo en absoluto.

Guía para una poda de árboles frutales adecuada

La profundidad con que se poda el árbol frutal influye en gran medida en su crecimiento posterior: cuanto más se corte el árbol en invierno, más brotará en verano; por el contrario, menos poda significa menos crecimiento. El método que utilizas es igual de importante.

Consejos para podar un árbol frutal

  1. Haz siempre cortes cerca de un brote. Los brotes son la fuente del nuevo crecimiento de tu árbol y son el lugar donde la savia que impulsa ese crecimiento está más concentrada. Si se corta demasiado lejos de los nuevos brotes, existe el riesgo de que una herida se seque y "bloquee" el siguiente punto de vegetación. Deberías encontrar un brote orientado hacia fuera (para favorecer una forma abierta) y podar 1-3 cm más allá de él.
  2. Trata de no dejar tocones cortos atrás cuando cortes ramas, ya que la madera muerta proporciona un terreno de cultivo para la podredumbre y el moho. Corta siempre lo más cerca posible de la base de una rama sin dañar el tallo principal.
  3. Si necesitas retirar una rama grande, hazlo por etapas para evitar dañar la corteza o causar desgarros descuidados en la madera. Por último, corta con cuidado el tronco principal.
  4. Poda para mantener la forma de tus árboles frutales. Normalmente, una copa de árbol debe tener forma de pirámide, estar formada por un tallo "líder" central y tres o cuatro tallos laterales. Es especialmente importante establecer esta forma durante el primer año de crecimiento. En los árboles frutales jóvenes, todos los tallos laterales deben cortarse aproximadamente a la misma altura y el tallo central debe ser unos 20 cm más largo.
  5. Quita los retoños a principios del verano. Los árboles frutales se suelen injertar en un patrón para hacer que su crecimiento sea superior a lo que la variedad de fruta puede conseguir por sí sola. Después de podar un árbol frutal con injerto, es posible que aparezcan muchos brotes nuevos en la base del árbol: son retoños. Deben eliminarse, ya que robarán energía de la parte de fructificación de tu árbol.
  6. ¡El riego también es importante! Sobre todo, si tus árboles frutales han sufrido alguna helada, necesitarán agua desesperadamente, ya que no pueden absorber nada del suelo congelado. Los nuevos árboles plantados, así como los melocotoneros, nectarinos, almendros y albaricoqueros más viejos, apreciarán el agua adicional.

Cómo podar árboles frutales: técnicas especializadas

Cuando se trata de podar los árboles frutales, hay que tener en cuenta el árbol en sí y lo que quieres lograr. ¿Quieres darle forma a un árbol joven, limpiar un árbol maduro y mantener su hermosa floración, o rejuvenecer un árbol antiguo? Los diferentes resultados exigen técnicas distintas. 

Battery, AS-System, Cordless power tools, GTA 26, HTA 26, , Private users, Private, leisure gardeners, occasional users, Garden , Meadow, Safety glasses, professional, ADVANCE Super Fit, Protective gloves, DYNAMIC Vent protective gloves

Hay algunos principios clave que debes recordar al podar un árbol frutal:

  • Es mejor ser demasiado generoso cuando se poda que demasiado cauteloso, incluso en árboles jóvenes.
  • Modérate en los árboles más viejos, aunque también deben entresacarse correctamente.
  • La mayoría de los árboles frutales se pueden podar a finales del invierno, pero no lo hagas si todavía hay mucho hielo.
  • Utiliza una herramienta afilada para obtener cortes limpios.
  • En el caso de los árboles más viejos, es importante hacer menos densa la copa para que haya una buena aireación.

Cómo podar árboles frutales: puntos clave de éxito

Hemos recopilado la información más importante para ti.

En resumen: cómo podar un árbol frutal

  • El proceso de poda es esencial para una buena cosecha y la salud de los árboles frutales
  • A finales del invierno es el mejor momento para podar la mayoría de árboles frutales
  • Asegúrate de utilizar una herramienta afilada y adecuada, así como el equipamiento e protección (EPI) adecuado por motivos de seguridad.
  • Los árboles más jóvenes se pueden podar de forma más generosa que los más viejos, aunque es necesario entresacarlos con regularidad.

Más información para amantes de la jardinería