Poda de árboles: por qué, cómo y cuándo hacerlo

Te explicamos por qué deberías podar los árboles, en qué estación del año es recomendable hacerlo y cuál es la mejor herramienta para ello.

Un hombre con guantes de protección STIHL y una sierra de mano mira un árbol de hoja caduca en el jardín

Resumen: Podar árboles

  • La poda ayuda a tener árboles sanos y cosechas más abundante en los frutales

  • No dejes ningún nudo o muñón en las ramas

  • Elimina las ramas que interfieren en el crecimiento y los brotes de agua

  • Corta las ramas gruesas y largas en varios pasos

La poda de árboles que no son frutales no es muy frecuente, y se recomienda que lo haga un profesional. Hay mucha bibliografía especializada sobre sobre cómo podar árboles, pero, para ahorrarte tiempo, hemos recopilado los mejores consejos y trucos para que pongas tus árboles en forma y los mantengas siempre sanos.

¿Por qué hay que podar los árboles? 

La poda garantiza que la planta reciba suficiente oxígeno y luz, y así previene de la infestación por hongos. También favorece el crecimiento de ramas gruesas y estables. Así, el árbol crece de forma controlada y desarrolla una hermosa copa.

Las ramas podridas, enfermas y muertas son un caldo de cultivo para las enfermedades, y son peligrosas porque pueden desprenderse solas. En los árboles más viejos, la copa tiende a volverse my densa, alta o ancha, lo que provoca un exceso de sombra y un microclima de gran humedad en tu jardín. El resultado: se propaga el musgo en el tronco y las ramas.

Otra razón para podar un árbol es que ofrezca demasiada zona de sombra o las ramas crezcan contra la pared de tu casa.

Proteger zonas viales

Los propietarios de terrenos deben evitar posibles peligros que puedan provocar sus árboles. Por ejemplo, están obligados a eliminar las ramas muertas, a prestar atención a la estabilidad de los árboles y, en caso de duda, a consultar a un arboricultor. Retira todas las ramas que puedan representar un peligro para los demás y que sobresalgan, por ejemplo, sobre carreteras o caminos.

¿Cuándo llevar a cabo la poda de árboles?

A la hora de decidir cuándo podar los árboles, la estación del año juega un papel importante. Aunque es posible durante todo el año, resulta especialmente útil en verano, otoño o invierno.

Árbol de hoja caduca en un jardín en otoño

Podar en verano permite que las heridas provocadas por la poda curen mejor. La estación cálida es el momento adecuado para reducir el tamaño de las copas y eliminar los brotes de agua verticales. Que el proceso de curación sea más rápido es especialmente beneficioso para las ramas gruesas o árboles con tiempos de cicatrización prolongados, como el cerezo ornamental. 

Sin embargo, desde agosto hasta que las hojas comienzan a cambiar el color, no es recomendable hacerlo, ya que el árbol está trasladando los nutrientes desde las hojas a las raíces. Si podas demasiado las ramas con hojas, el árbol se debilita. 

El otoño es un buen momento para podar los árboles, ya que están libres de hojas y puedes ver mejor la estructura de la copa y las ramas individuales.

A finales del invierno, desde enero a principios de marzo, los árboles como los frutales de hueso, pepita y baya pueden soportar mejor la poda, ya que están rebosantes de material de reserva. Si has pensado hacerlo en invierno, elige un día seco y sin heladas.

Normativas y protección de aves

Las normativas vigentes no permiten la poda integral de setos y plantas leñosas entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre. No obstante, mientras no haya cría de aves u otros animales en la arboleda, se permite la poda ornamental y de conservación, así como las acciones dirigidas a garantizar la seguridad vial, no aplazables durante este periodo. Sin embargo, como cada municipio puede emitir sus propias ordenanzas de protección de los árboles, te recomendamos que consultes la normativa municipal antes de talar o podar tus árboles. 

¿Cuándo se deben podar los árboles "sangrantes"?

Tras podar un árbol o lesionar una corteza, en árboles como el abedul, el nogal y el arce se escapa un líquido de color rojizo, compuesto por azúcar disuelto, aminoácidos y sustancias minerales. A estos árboles, se les llama "árboles sangrantes". Es mejor podar los árboles sangrantes justo después de la aparición de las hojas en primavera, porque al principio de la vegetación el cierre de la herida ↓ es mejor: el árbol está en modo de crecimiento completo y reacciona mejor a las lesiones.

Poda ornamental y poda de conservación

No todas las podas son iguales y el árbol solo necesita una poda intensiva en casos muy poco frecuentes. Las podas ornamentales y de conservación permiten al árbol tener un aspecto más bonito, estar más sano y dar más frutos.

Recorte

Si tu árbol tiene muchos brotes laterales en el tronco, puedes eliminarlos mediante la poda. Así el árbol parecerá menos voluminoso y crearás espacio para un camino o un asiento acogedor. Corta las ramas hasta la altura de la cabeza, sin perder la perspectiva de las proporciones del árbol. Si la relación entre el tronco y el volumen de la corona no es armoniosa, deberías afinar también parte de la corona.

Una mujer corta una rama de un árbol con la mini sierra de batería STIHL GTA 26.

Corte de conservación /
corte de descarga

Debido a la descomposición o a causa de una tormenta, las ramas pueden partirse o romperse, por lo que debes recortarlas. Las bifurcaciones también pueden ser puntos débiles si dos ramas de igual fuerza se ramifican en el mismo punto con el mismo ángulo. Comprueba si hay grietas en esos puntos o retira una de las dos ramas a tiempo para minimizar el riesgo de lesiones por la caída de ramas.

Una mujer poda un árbol frutal con una tijera de jardinero STIHL

Podar para aumentar la cosecha en los frutales

Con la poda de los árboles frutales no solo te aseguras árboles bonitos en cuanto a su forma, sino también árboles con muchas flores y, por tanto, frutos. Además, si el árbol crece sano produce fruta de buena calidad. Encuentra consejos sobre cómo podar los árboles frutales en nuestra guía.

La poda: las herramientas adecuadas

Para realiza una poda correcta, necesitas una herramienta adecuada. La elección  depende de la intensidad del trabajo, así como de la posición y el grosor de las ramas. Con unas tijeras de jardinero podrás cortar las ramas más finas; para ramas más gruesas, la elección correcta es una tijera o la minisierra de batería STIHL GTA 26; las ramas altas puedes cortarlas con una podadora de altura. En STIHL encontrarás una gran selección de tijeras de poda y herramientas para ramas gruesas y finas.

Consejos y trucos para una poda correcta

Los árboles no perdonan los errores como tampoco lo hacen las plantas perennes o los arbustos ornamentales vigorosos. Unas ramas más gruesas y podadas de forma incorrecta pueden dañar una parte de la corteza del tronco y por tanto el árbol. Con nuestros consejos y la herramienta adecuada, podrás podar tus árboles de forma profesional.

Atención: Cuando trabajes en el árbol, asegúrate de que la zona de trabajo esté bien protegida para que ninguna persona o animal pueda acceder al perímetro de caída de ramas y ramitas. Además, nunca trabajes con una motosierra a la misma altura o por encima de la cabeza, y tampoco sobre una escalera.

Un hombre con guantes de protección y gafas protectoras STIHL examina una rama en el jardín

No dejes ningún nudo o muñón en las ramas 

Asegúrate de que cortas las ramas del tronco o los brotes laterales limpiamente en el cuello de la rama, para que no queden muñones de rama (los llamados ganchos de sombrero o ganchos de ropa). Ya no brotan, se secan e incluso las heridas de cortes muy limpios se curan mal. Con el tiempo, los muñones de las ramas se secan, pueden pudrirse en el peor de los casos y la podredumbre puede extenderse a la madera sana.

Una persona corta una rama con unas tijeras de jardinero

Cortar en el ojo externo

Las yemas de un árbol, los engrosamientos de las ramas, también se dice que parecen ojos cerrados. Se activan con la poda y luego brotan. La yema más cercana al corte es la que más brota, y a menudo en la dirección a la que apunta. De este modo puedes dirigir la dirección de crecimiento del brote y fomentar la formación de brotes laterales. Corta la rama ligeramente en diagonal unos milímetros por encima de un ojo. Si cortas demasiado cerca de un ojo, la yema se secará. Si, por el contrario, queda un cono, se seca y se convierte en un gancho en miniatura.

Una mujer retira los brotes de agua de un árbol de hoja caduca en el jardín

Retirar los brotes de agua 

Los brotes de agua, también conocidos como retoños, son brotes muy densos que crecen rectos hacia arriba y son especialmente comunes en los árboles frutales. Una corona cubierta de brotes de agua está sombreada y puede secarse con menos facilidad después de la lluvia. Corta los brotes cerca de la base. Si los arbustos de agua aún son finos, puedes arrancarlos.

 Alguien corta una rama de la copa de un árbol con la tijera de poda STIHL Bypass PB 11

Cortar las copas de los árboles

Para reducir las copas, aligéralas : lo mejor es podar las copas de los árboles con una tijera de poda o una sierra. No te limites a mantener la forma de la copa,  recórtala para que crezca de forma suelta. Elimina los brotes que crecen hacia dentro y de forma demasiado pronunciada hacia arriba. Si las ramas se superponen o interfieren unas con otras, debes cortar las sobrantes. No retires nunca más de una cuarta parte de una corona viva a la vez y corta ramas de más de 10 centímetros de diámetro solo si hay una buena razón para ello, ya que esto representa una clara interferencia con el crecimiento del árbol.

Un hombre con equipo de trabajo corta una rama de un árbol caducifolio con la podadora de altura de batería STIHL HTA 56

Desviar las ramas 

Corta las ramas enteras directamente en la siguiente rama lateral o, alternativamente, sobre una rama lateral que crezca en una dirección adecuada. Al hacerlo, esta asume la función de la rama cortada, por lo que debe ser como mínimo de un tercio del grosor de la que has cortado. De este modo, la corona se hace más pequeña, pero conserva su forma de crecimiento natural.

Un hombre corta una rama de arriba abajo a lo largo de la rama del árbol

Cortar las ramas y los brotes laterales en la unión de rama

El engrosamiento abultado entre la base de la rama y el tronco se llama unión de rama. Desempeña un papel central en la curación de las heridas. Por eso, siempre deberías cortar las ramas y ramitas en la unión de la rama, es decir, no directamente en el tronco. En este punto de gran tensión, la rama también tiene la tarea de proporcionar la estabilización necesaria y, por tanto, no debe sufrir lesiones.

Coloca la sierra desde arriba y corta rápidamente la rama en un ángulo ligeramente inclinado con respecto al tronco.

Un hombre corta una rama de un árbol caducifolio con la podadora de altura de batería STIHL HTA 56

Acortar las ramas altas

Al cortar en altura en el árbol es importante que cuelgues la máquina de trabajo en el arnés, por ejemplo, una podadora de altura STIHL HTA 66.  De este modo, la máquina queda protegida y no puede caerse. Por supuesto, se aplican las mismas reglas de corte que en el corte de árboles en la parte inferior del árbol. 

No trabajes nunca bajo una rama. Una vez cortada una rama, deséchala antes de seguir trabajando.

Cortar las ramas más gruesas en varios pasos

Las ramas gruesas de más de 4 ó 5 centímetros de diámetro deben serrarse en varios pasos, porque su peso suele arrancar una lengüeta de corteza del tronco al caer, dañándolo. Por ello, te recomendamos que sigas estos cuatro sencillos pasos:

Cierre de la herida en el árbol

Si trabajas con una cuchilla afilada, normalmente no es necesario sellar la herida tras podar el árbol. Las heridas limpias se curan solas. Si el corte no está limpio, alisa el borde deshilachado con una cuchilla afilada.

Eliminar los restos de poda 

Después de cortar, tendrás que eliminar algunos restos de poda y de jardinería. Puedes cortar los restos de poda y transformarlos en leña o utilizar una biotrituradora para hacer un valioso material de mulching o compost. También puedes utilizar ramas más largas y bonitas como soportes, como celosías o como bordes naturales de los arriates. 

La poda de árboles es parte del cuidado de tus árboles. Con nuestros consejos podrás cuidar los árboles con facilidad y mantenerlos sanos. Aunque los árboles son plantas de fácil mantenimiento, necesitan un poco de ayuda.