Cómo planificar y plantar un huerto en el jardín

¿Sueñas con cosechar un huerto en el jardín? Conviértelo en realidad con nuestra guía: “cómo planificar y plantar un huerto en casa” con STIHL.

I-BEETE_ANLEGEN-AW-030

Tu huerto jardín ecológico: un jardín de hortalizas en casa

Si dejas un espacio en tu jardín para un huerto de verduras te darás cuenta de que puedes producir más de lo que creías. Con tan solo unos metros cuadrados, podrás cultivar zanahorias, patatas o guisantes sin muchas complicaciones. Y con un poco de planificación, tu huerto de hortalizas podría abastecer tu cocina durante todo el año. Plantar y mantener un huerto de verduras no es difícil, pero requiere algo de tiempo y compromiso. Hemos preparado una guía en la que te explicamos qué debes saber sobre la planificación y la plantación de un huerto de verduras.

Planificar el jardín de hortalizas en casa: dónde y cuándo

Antes de comenzar a preparar tu huerto, debes estudiar tu jardín y elaborar un plan que contemple cuáles serán las condiciones de cultivo. El plan te guiará a la hora de tomar decisiones sobre la futura plantación. Echa un vistazo a estos consejos e ideas e inspírate para poner en marcha tu huerto de verduras.

Elegir el lugar adecuado para tu huerto jardín ecológico

Un jardín con césped verde y una valla de madera, una carretilla y macetas a la sombra de un árbol en el fondo.

El sol es clave para obtener una buena cosecha, así que piensa en colocar tu huerto en la parte del jardín que reciba el mayor número de horas de sol durante el día. También debes tener en cuenta la protección, ya que muchas plantas no crecerán en un lugar con viento. Los setos pequeños y bajos o los arbustos poco densos como la grosella ofrecen una buena protección contra el viento y protegerán tus verduras sin encerrarlas completamente. Puedes hacer tu huerto en un área del césped o en otro espacio que no utilices.

Si no tienes una zona abierta para emplazar tu huerto, puedes optar por una mesa de cultivo: esto ocupará menos espacio, aunque requiere un proyecto previo de bricolaje para construirla.

Un hombre planta semillas en un huerto jardín ecológico junto a una valla de madera.

¿Cuándo debo preparar mi jardín de hortalizas en casa?

En principio, puedes hacer un huerto en cualquier época del año, aunque es mejor evitar hacerlo cuando las temperaturas son muy altas o con riesgo de heladas. Te recomendamos iniciar tu proyecto de huerto en primavera u otoño. La ventaja añadida de abordar esta tarea en primavera es que puedes empezar a plantar inmediatamente. Si preparas el huerto en otoño, existe el riesgo de que las malas hierbas crezcan en invierno, por lo que deberás limpiarlo de nuevo antes de comenzar a plantar en la siguiente estación. El momento ideal para preparar tu huerto es entre febrero y marzo.

Planificar y plantar un jardín de hortalizas en casa: instrucciones paso a paso

¿Ya tienes algunas ideas para tu nuevo huerto de hortalizas? Te ofrecemos una guía con los pasos necesarios para transformar una zona inutilizada en un estupendo huerto.

Herramientas necesarias para realizar el proyecto:

  • Cinta métrica
  • Martillo
  • Si es necesario estacas de madera
  • Línea
  • Pala
  • Rastrillo
  • Rastrillo
  • Tenedor de excavación
  • Pico
  • Pluma y pape
 

Paso 1: seleccionar el lugar y el tamaño

Debes cultivar tus verduras en la zona del jardín que reciba muchas horas de sol y esté protegida del viento. Dibuja el contorno del huerto jardín ecológico utilizando cuerdas y estacas o esparciendo tiza para marcar los lados. Las áreas de huerto son generalmente rectangulares y tienen una anchura de 1,2 metros aproximadamente, lo que te permite llegar a todas las plantas desde los laterales. Un arriate individual no debe superar los cuatro metros de longitud.
I-BEETE_ANLEGEN-AW-001

Si dispones de más espacio, planifica varias zonas independientes. Recuerda incluir caminos entre las zonas sembradas que sean lo suficientemente anchos para trabajar. El camino principal debe ser de al menos 80 cm de ancho, para que puedas llevar una carretilla durante la plantación.

Consejo profesional STIHL: Si tu objetivo es el autoabastecimiento total con la coseche de tu huerto, deberás planificar unos 40 metros cuadrados de espacio de cultivo para cada persona que viva en tu casa. Si tienes un huerto de verduras de este tamaño, probablemente podrás autoabastecerte.

Aliados en tus proyectos de jardinería

Paso 2: limpiar y preparar el suelo

Un trozo de césped que se retira de un césped con una pala en un jardín de hortalizas en casa.

Utiliza una azada para eliminar las malas hierbas de la zona que has elegido. Puedes ver cómo eliminar las malas hierbas a fondo y a largo plazo en esta guía práctica. Si tu nuevo huerto de hortalizas está situado sobre césped, tendrás que levantar la capa de césped y remover la tierra inferior. Lo mejor es hacerlo con rastrillo. Si la zona está muy descuidada y compacta, remover la tierra ayudará. Para hacer la tarea más sencilla, puedes utilizar una máquina como la STIHL KombiSystem con fresadora o una motoazada. Si tienes un suelo arcilloso, estás de suerte, porque es un suelo que agradece mucho este tipo de práctica antes de comenzar a plantar, ya que permite que el agua penetre más fácilmente y garantiza que el suelo reciba suficiente oxígeno.

Te recomendamos remover la tierra solo si esta es demasiado dura o está demasiado compacta. Esto debería soltar la tierra y dejarla preparada para empezar a plantar. También es importante eliminar las piedras, para que no dificulten el crecimiento de raíces y tubérculos en el futuro.

Una persona con equipo de protección cultiva un huerto jardín ecológico con un STIHL KombiSystem con fresadora.

Herramienta Combi con motoazada BF-KM

Herramienta Combi con motoazada para el Sistema Combinado de STIHL. La máquina remueve y airea con facilidad los suelos arcillosos duros o pesados. Ideal para recultivar, descompactar la tierra o recuperar espacio para la plantación.

Puedes utilizar tablas, estacas o piedras para crear el borde alrededor de tu huerto de verduras. Esto mantendrá la tierra dentro de la zona elegida y lo protegerá de las plagas. Debes asegurarte de que la zona de huerto no se eleve demasiado por encima del nivel del suelo que haya alrededor, de lo contrario, los bordes se secarán.

Una persona añade compost con una pala en un arriate de tierra en un jardín de hortalizas en casa.

Paso 3: mejorar el suelo

Preparar el suelo para tu huerto de verduras implica añadir compost o fertilizante natural directamente en la tierra. La harina de huesos es una buena forma de añadir nutrientes al suelo. Merece la pena investigar un poco qué tipo de suelo tienes y qué necesita, ya que un suelo bien preparado es garantía de una buena cosecha.

Una vez terminado todo lo anterior, concluye nivelando la superficie del suelo con un rastrillo.

Paso 4: elaborar un plan de plantación

Tu huerto está listo para plantar y recibir a sus nuevos ocupantes. Antes de ponerte a plantar, resulta útil dibujar un plano que muestre dónde y qué vas a cultivar.

En la fase de planificación, es importante tener en cuenta qué tipos de verduras crecen bien juntas. Una buena combinación de especies puede mantener las plagas a raya y repartir los nutrientes entre ellas sacándole el máximo partido a los recursos del suelo. Hemos preparado algunas ideas sobre asociaciones de cultivos que te pueden ayudar a la hora de planificar tu huerto de hortalizas.

Asegúrate de dejar suficiente espacio entre las plantas. Si está demasiado abarrotado, no prosperarán. Por lo general, los paquetes de semillas incluyen esta información.

Marca las distancias y filas necesarias para el huerto de verduras en tu plano de plantación. Tal vez te resulte útil colocar una cuerda a lo largo del arriate para asegurarte de que plantas en líneas rectas. Usa un rastrillo para hacer surcos para tus semillas o plantones. Las tiendas especializadas también venden herramientas para crear hileras, que puedes utilizar para que sean perfectamente uniformes y estén a las distancias requeridas.

Una persona planta plantones en un jardín con hortalizas casi vacío.

Paso 5: sembrar y plantar

Hay dos opciones diferentes para plantar tu huerto: sembrar semillas o trasplantar plantones. Ambos enfoques tienen ventajas e inconvenientes. Las semillas suelen ser más baratas, pero, por lo general, los plantones son más resistentes y ofrecen cosecha más rápidamente. Las variedades raras e inusuales son mucho más fáciles de encontrar en forma de semilla.

Qué plantar en tu huerto en casa: guía de cultivo

Cada verdura tiene su propio atractivo. Hemos recopilado algunos consejos e ideas que te ayudarán a diseñar tu huerto para que puedas programar la plantación y cultivar tus verduras con éxito.

Información sobre cómo plantar un huerto en el jardín y épocas de cosecha

Nombre Separación de filas en cm Distancia entre plantas en cm Tiempo de siembra o plantación Época de cosecha
Coliflor 40 40-50 De abril a agosto De agosto a septiembre
Brócoli 40 50 Plantar semillas en abril; trasplantar de abril a mayo. De junio a octubre
Alubias 60 5-10 Plantar semillas de mayo a julio De julio a octubre
Patatas nuevas 60 40 Plantar semillas de patata a partir de abril De junio a agosto
Lechuga 30 25-30 Plantar semillas de marzo a julio; trasplantar de abril a agosto De mayo a octubre
Lechuga rizada 30 15-20 Plantar semillas de abril a agosto De junio a octubre
Acelga roja 20 30 Plantar semillas de marzo a junio; trasplantar de abril a junio De junio a agosto
Zanahorias 20 3-6 Plantar semillas de marzo a julio De mayo a octubre
Puerro 30 15 Abril De agosto a diciembre
Rábano 20 10-15 Plantar semillas de marzo a agosto De abril a octubre
Repollo colorado 50 50 Plantar semillas en abril; trasplantar en mayo De julio a octubre
Tomates 60 50 Plantar semillas en interiores a partir de febrero; trasplantar de mayo a junio De julio a octubre
Cebolla 25 10 Plantar a finales de marzo o abril De agosto a septiembre

Asociación de cultivos: ¿qué plantar en tu huerto en casa?

Cuando se planta un huerto, por lo general tiene sentido plantar varios tipos  de hortalizas. De hecho, algunas especies se complementan especialmente bien porque se ayudan mutuamente a protegerse de las plagas y, por lo tanto, a que ambas tengan un buen crecimiento. Sin embargo, ten en cuenta que también hay combinaciones que deben evitarse, ya que pueden perjudicarse mutuamente. Hemos resumido algunas reglas clave sobre la asociación de cultivos para ayudarte a planificar tu plantación.

Planta Consejos Combina con No combina con
Brócoli  Regar con abundancia y regularidad Alubias, guisantes, patatas, lechuga, apio, tomate Ajo, cebollas, fresas
Patatas Las patatas nuevas se pueden cosechar a principios de año Col, colirrábano, espinacas Tomates, calabaza, apio
Acelga roja Recoger solo las hojas exteriores Rábanos, zanahorias, col Espinacas, remolacha
Zanahorias Cosechar en un plazo de 8 semanas Cebollas, puerro, rábanos, guisantes Puerro, remolacha, patatas nuevas
Pimiento Germinar en interiores y trasplantar a un lugar soleado Perejil, apio, albahaca, puerro Pepino, patatas, guisantes
Remolacha Cosechar a partir de septiembre Cebolla, canónigos Espinacas
Tomate Suele funcionar mejor en un invernadero que en un arriate Guisantes, albahaca Patatas
Calabacín Requiere mucha agua y calor Lechuga, zanahoria, remolacha, rábanos, apio, cebolla Tomate, pepino, patatas, rábano
Cebolla Cosechar solo cuando las hojas estén amarillas y marchitas Eneldo, lechuga, zanahoria, remolacha, fresas Guisantes, brassica

Otros consejos para tu jardín con hortalizas

Hemos preparado algunos consejos generales más para que puedas seguir disfrutando de tu huerto durante mucho tiempo, manteniendo un suelo sano y minimizando el riesgo de enfermedades que afecten a tus cultivos.

Sucesión y rotación de cultivos

Cada planta extrae un tipo concreto de nutrientes del suelo. Conocer cuáles son deberá guiar las decisiones que tomes en relación con la sucesión de cultivos. Por ejemplo, las patatas no deben plantarse inmediatamente después de los tomates, berenjenas o pimientos. Por el contrario, la lechuga y los guisantes se dan bien en la tierra en la que antes se han cosechado patatas. Merece la pena rotar los cultivos no solo para gestionar la composición de nutrientes del suelo, sino también porque cultivar la misma hortaliza cada año aumenta el riesgo de enfermedades y plagas de un año a otro.

Aquí te ofrecemos algunas recomendaciones:

Sucesión de cultivos durante la temporada

No debes plantar verduras de la misma familia de forma consecutiva en el mismo espacio. Recuerda que el abono verde también cuenta como cultivo.

Rotación de cultivos: uso de múltiples espacios de un año a otro

Las plantas con necesidades nutricionales altas, moderadas y bajas y el abono verde deben rotarse anualmente. Si cultivas alimentos que necesitan muchos nutrientes como las patatas, deberás dejar esa tierra en barbecho al año siguiente y, en su lugar, plantar las hortalizas que requieren más nutrientes en un espacio en el que hayas plantado previamente cultivos con necesidades nutricionales moderadas, como las zanahorias o la lechuga. Las plantas con necesidades nutricionales bajas, como los rábanos, deben trasladarse a un espacio en el que se haya cultivado abono verde.

Consejo profesional STIHL: trasplantar correctamente las cebollas

Las cebollas son un cultivo gratificante y fácil de cultivar en un huerto de hortalizas. Tenemos algunos consejos que pueden ayudarte a hacer el trabajo más fácil: si plantas bulbos de cebollas cuando están secos, la humedad del suelo puede hacer que se hinchen y salgan a la superficie, por lo que es posible que veas cebollas desenterradas. Para evitarlo, sumerge los bulbos de cebollas en agua tibia, preferiblemente durante la noche, antes de plantarlos. Al hacerlo, asegúrate de que la punta con el brote sobresalga claramente por encima de la tierra y, a continuación, esparce un poco de tierra por encima para que los pájaros no las desentierren. En muchos tipos de chalotas (bulbos alargados y a menudo rojizos), los bulbos grandes producen la mayor cosecha.

Primer plano de un campo de tréboles en flor.

Abono verde

Si quieres mantener sano tu huerto durante mucho tiempo deberás dejarlo descansar de vez en cuando. En estas épocas de barbecho, sembrar plantas para abono verde en tu huerto es una buena forma de proporcionar nutrientesal suelo  y de eliminar las malas hierbas. Los tréboles y el lupino son buenos ejemplos. Planta las semillas de tu abono verde en otoño, después de la cosecha. Déjelas durante el invierno y luego córtalas y mezcla los recortes en la tierra para que puedan aportar sus ventajas a los cultivos. También merece la pena plantar abono verde si piensas dejar tu jardín con hortalizas vacío durante un periodo prolongado.

Verduras de invierno

En invierno, no debes abandonar tu jardín con hortalizas. Las verduras de invierno, como los distintos tipos de col o canónigos, son ideales para una cosecha tardía. En nuestra guía también te explicamos cómo preparar tu huerto para el invierno.

Mantenimiento y riego

Si aireas el huerto con regularidad, no necesitarás regarlo con tanta frecuencia. El aireado influye en la estructura del suelo y hace que se evapore menos agua. La cantidad de agua que necesitas suministrar depende de lo que estés cultivando y, por supuesto, de la meteorología. Ten en cuenta que, por lo general, es mejor regar de forma generosa, pero con menos frecuencia que regar con poca cantidad y mucha frecuencia. El agua de lluvia recogida es perfecta para regar tus plantas.

Para que  pueda regenerarse, tu jardín con hortalizas necesita una parada total cada tres años. Si lo mantienes siempre activo, la calidad del suelo disminuye y los nutrientes se agotan.

I-BEETE_ANLEGEN-IM-008

Resumen: cómo planificar y plantar un huerto en casa

  • Cuando planifiques el huerto jardín ecológico, debes elegir un lugar soleado y protegido del viento
  • Plantea un área de trabajo de una anchura aproximada de 1,2 metros y una longitud de 4 metros para poder acceder fácilmente a toda la superficie.
  • Puedes colocar tu jardín de hortalizas en casa en una zona del césped o en un área del jardín que no utilices
  • En primer lugar, elimina las plantas y la capa de césped de la superficie. Cuando airees la tierra, asegúrate de retirar las piedras y las malas hierbas que encuentres
  • Dependiendo de la estructura y la calidad del suelo, puedes añadir compost o harina de huesos para enriquecerlo
  • Si no sabes qué plantar en tu huerto en casa, recuerda elegir variedades que combinen bien; ya que no todas las plantas crecen bien juntas
  • Por lo general, las hortalizas son fáciles de cuidar, pero es bueno que el huerto jardín ecológico descanse o siembres en él abono verde cada tres años.