Cortar tu árbol de Navidad: una temporada mágica con campanillas

Tu árbol de Navidad es la estrella de la temporada. Para que sea aún más especial, ¿por qué no intentas cortarlo tú mismo?

I-WEIHNACHTSBAUM_SCHLAGEN-AW-001

Dónde cortar un árbol de Navidad

Olvídate de ir al bosque: dónde cortar un árbol de Navidad

Ni te lo plantees: no puedes dirigirte al bosque con un hacha para cortar tu propio árbol de Navidad. No está permitido y te podrían demandar por robo, junto con otros cargos como allanamiento, daño criminal, quebrantamiento de la paz... Ciertamente, así apagaríamos el brillo de la época más maravillosa del año. Recuerda que los bosques son espacios privados, así que trátalos en consecuencia.

Encuentra una granja de árboles de Navidad cerca de ti

Pero no te rindas, no tienes por qué dejar de lado la magia de cortar tu árbol de Navidad con el sudor de tu frente. ¿La solución? ¡Una granja de árboles de Navidad! Seguro que hay alguna relativamente cerca. Probablemente descubras que ni siquiera necesitas concertar una cita para acercarte a elegir y cortar tu propio árbol de Navidad: bastará con que lleves tus propias máquinas durante su horario de apertura. ¡Con un poco de imaginación podrás sentirte como un auténtico leñador!

Por qué cortar tu árbol de Navidad

Cómo cortar un árbol de Navidad

Pinos cubiertos de nieve en un bosque.

La máquina: cómo cortar un árbol de Navidad

Contar con la máquina adecuada hace que la tarea de cortar tu árbol de Navidad sea mucho más fácil. En caso de estar permitidas en las instalaciones, la máquina ideal es una motosierra de batería: es ligera, fácil de transportar y de poner en marcha, y tiene la potencia necesaria para un trabajo eficaz. Además son mucho más silenciosas. Un ejemplo es la motosierra ligera de batería MSA 140 C-BQ. Si no puedes utilizar una motosierra o si prefieres enfrentarte al desafío de talarlo al estilo tradicional, STIHL también dispone de una amplia gama de hachas y herramientas forestales en su catálogo.

Cómo cortar un árbol de Navidad

  • Antes de empezar a trabajar, agita bien el árbol para desprender las agujas sueltas, y nieve si la hubiera.
  • No vayas solo a cortar tu árbol de Navidad: que te acompañe alguien para ayudarte, ya que una persona deberá sujetar el tronco por el tercio superior para mantener el árbol estable.
  • Mientras trabajas, la espada de la motosierra o la hoja del hacha deben estar orientadas hacia abajo.
  • Con el árbol cortado y ya en el suelo, recorta la base del tronco para que quepa en el soporte del árbol.

Consejo profesional STIHL: si tienes un soporte de árbol que puedas llenar de agua, añade también una cucharada de azúcar al agua para mantenerlo fresco durante más tiempo.

Cortar tu propio árbol de Navidad: consejos de seguridad

Cortar tu árbol de Navidad es una tarea divertida para toda la familia, pero la seguridad siempre debe ser una prioridad. Cuando trabajes con una motosierra, lleva siempre pantalones, guantes y botas con protección anticorte, así como gafas de seguridad para proteger tus ojos de las virutas de madera. Las motosierras de batería, por ejemplo, no requieren protección auditiva.

Al cortar, asegúrate de que tus ayudantes estén a la distancia adecuada para que puedas cortar con seguridad, y si vas acompañado de tus hijos o niños pequeños, mejor mantenerlos alejados. Elige un fin de semana o un día libre para cortar tu árbol de Navidad. Debes trabajar mientras es de día, ya que el riesgo de lesiones aumenta considerablemente cuando oscurece.

Resumen: cortar tu árbol de Navidad

  • Recuerda cortar tu árbol de Navidad solo donde esté permitido hacerlo.
  • La mejor manera de cortar tu árbol de Navidad es con una motosierra de batería o un hacha, por lo que debes consultar en la granja de árboles qué herramientas y/o máquinas están permitidas. 
  • No cortes el árbol de Navidad si no estás acompañado por una segunda persona que lo sujete.
  • Al cortar tu propio árbol de Navidad, la espada o el hacha deben estar inclinados hacia abajo.
  • No olvides cortar tu árbol de Navidad solo cuando haya buena luz: el riesgo de lesiones aumenta en condiciones de oscuridad.