Plantar y cuidar cubresuelos y plantas tapizantes

En esta guía te explicamos cómo crear y cuidar cubresuelos con plantas rastreras tapizantes.

Parterre al pie de un árbol; en segundo plano, setos y arbustos

 

Resumen: Plantar cubresuelos 

  • Plantas rastreras perennes y leñosas que reverdecen el suelo del jardín

  • Resistente y fácil de cuidar, protección contra las malas hierbas y la evaporación, hábitat y alimento para los insectos

  • Deja un espacio adecuado entre los distintos parterres tapizantes, sigue las recomendaciones de la tienda especialista

  • Hasta que la zona esté completamente cubierta (unos 3 años) arranca cuidadosamente las malas hierbas a mano y, durante este período, cubre la tierra con compost cada primavera

  • Poda las variedades perennes y leñosas en primavera, y las caducifolias en otoño

¿Qué son los cubresuelos?

Los cubresuelos son espacios para plantas tapizantes perennes y leñosas de baja altura que reverdecen el suelo del jardín con brotes rastreros y estolones subterráneos, con un crecimiento muy denso.

Estas variedades son resistentes y especialmente adecuadas para reverdecer con poco mantenimiento lugares de difícil acceso o complicados para otras plantas, como zonas en sombra, en pendientes o bajo los árboles.

También pueden utilizarse de forma decorativa: para rellenar los espacios entre zonas de paso o para cubrir el suelo del jardín con una alfombra verde o de flores.

Primer plano de un cubresuelos bajo un árbol

¿Por qué plantar cubresuelos?

Los parterres de plantas tapizantes ofrecen muchas ventajas para tu jardín:

  • Muchas especies resistentes crecen en lugares en los que otras variedades no podrían. Por ejemplo, debajo de árboles y setos.

  • No son un método de control de las malas hierbas, pero dificultan su crecimiento con bastante éxito. Las plantas extienden sus hojas y raíces de forma tan densa que no queda espacio para los invasores.

  • Los cubresuelos también son adecuados para plantar en pendientes. Mantienen el suelo sujeto con sus raíces y evitan una erosión acusada, por ejemplo, por el viento o el agua de lluvia. Quienes además quieran evitar cortar el césped en las pendientes pueden recurrir a los parterres de, por ejemplo, rosales tapizantes.

  • Actúan como una especie de mantillo vivo y dan sombra al suelo. Las plantas protegen el suelo de la luz solar directa y lo mantienen húmedo. Los cubresuelos consumen menos agua que un suelo sin plantación sometido a la evaporación por la incidencia de luz solar directa.

  • La mayoría de estos parterres proporcionan alimento y hábitat a los insectos y fomentan la vida de los insectos beneficiosos en el suelo: una buena opción para crear un jardín respetuoso con la fauna.

¿Qué tipos de plantas tapizantes hay?

Resistentes al invierno Todos los tipos
Plantas tapizantes con flores

Aubrieta

Tomillo serpol

Camomila romana

Plantas tapizantes perennes

Pachysandra terminalis

Hiedra común

Euonymus fortunei perenne

Plantas tapizantes de sombra

Epimedium

Geum fragarioides

Ungulados

Plantas tapizantes de sol

Phlox alfombra

Ceratostigma willmottianum

Campánula

Plantas tapizantes atractivas para abejas

Sedum acre

Ajuga reptans

Tomillo serpol

Plantas tapizantes para pendientes

Rosales tapizantes

Alchemilla

Waldsteinia

Plantas tapizantes contra malas hierbas

Todas las especies de crecimiento denso, como:
Pachysandra

Geranio

Tiarella

Un hombre con camisa verde observa satisfecho el cubresuelos tapizante debajo de un árbol.

Consejos generales para plantar cubresuelos

Antes de empezar a plantar, debes tener en cuenta algunas particularidades, como la distancia entre plantas, la estacionalidad y el lugar elegido.

¿Cuándo es el mejor momento para plantarlos?

En tiendas especializadas puedes encontrar plantas rastreras y tapizantes, entre otras, aptas para plantar en el jardín durante toda la temporada.

Sin embargo, el mejor momento es al final del verano y durante el otoño, sobre todo para plantar bajo los árboles. En este momento, los árboles ya han completado su crecimiento anual y utilizan menos nutrientes y agua del suelo, dejando más para las cubiertas del suelo.

Las malas hierbas tampoco están activas en otoño. Esto permite que los parterres recién plantados arraiguen sin ser molestados antes del invierno y se extiendan por el suelo en primavera.

Tierra desnuda sin plantas debajo de un árbol; delante, un césped verde; en segundo plano, setos

¿Qué lugar es adecuado para un cubresuelos?

Resultan especialmente útiles en los caminos del jardín, creando una transición natural entre el césped y la casa o el huerto. También funcionan bien como plantación secundaria de arbustos o árboles.

A la hora de elegir las variedades de plantas, debes guiarte por el lugar deseado, y no al revés.

Hay especies que cubren el suelo que necesitan zonas soleadas, como la Nepteta cataria y otras que necesitan sombra como la Epimedium.

Para superficies más grandes, son especialmente adecuadas las especies vigorosas y las de hoja perenne como la Pachysandra terminalis, que cubre el suelo durante todo el año. Por el contrario, los lugares más pequeños necesitan variedades de crecimiento lento, como los ungulados, para evitar un sobrecrecimiento.

El abedul, el avellano, la mahonia, el arce de Noruega o el abeto son variedades de raíces poco profundas que no suelen darse. Las variedades muy resistentes y poco exigentes, como la siemprevivas o los geranios de montaña, son las más adecuadas.

El haya y el castaño tienen una copa poderosa y densa en verano, que, sin embargo, deja pasar poca luz y dificulta el trasplante.

Los arbustos grandes, como la lila común, los árboles con sistema radicular de corazón, como  el arce de campo, los árboles frutales, el fresno de raíces profundas, el roble, el pino, el tilo y el tejo, en cambio, son buenos vecinos para las especies tapizantes.

¿Qué distancia debe haber entre variedades?

Para que las plantas crezcan bien y cubran el suelo por completo, coloca las plantas individuales a la distancia correcta entre ellas. Este espacio no debe ser ni demasiado grande ni demasiado pequeño, pues de lo contrario las plantas se quitarán mutuamente el agua y los nutrientes.

Ten en cuenta las necesidades de espacio de las variedades elegidas que recomiendan los especialistas. Puedes calcularlo así:

(100/número de plantas por metro cuadrado) x 2 = distancia entre plantas

Si no tienes estos datos, aplica estas normas generales: Para las plantas perennes que cubren el suelo, calcula de 8 a 10 plantas por metro cuadrado. Para los arbustos que cubren el suelo, calcula de 6 a 8 plantas por metro cuadrado.

Distribución de plantas en la superficie 

Plantar cubresuelos: Instrucciones

¡Es el momento de plantar! Para ello, necesitarás aproximadamente un día de trabajo. 

Material y herramientas necesarias

Herramientas sobre el césped necesarias para plantar un cubresuelos tapizante

Comprometidos con tu seguridad: equipamiento de protección individual

Trabajar con máquinas potentes es divertido y te permite superarte. Es necesario que dispongas de ropa de protección eficaz y segura.

Utiliza siempre tu equipamiento de protección individual cuando trabajes con tus máquinas y herramientas de jardín. Este equipamiento incluye, por ejemplo, guantes anticorte y gafas protectoras. Para más información, consulta  el manual de instrucciones de tu máquina.

Conoce a fondo tu máquina antes del primer uso y asegúrate de que está en perfecto estado antes de empezar cualquier tarea.

En tu tienda especialista STIHL  te prepararán la máquina para el primer uso y te aconsejarán sobre los modelos y las tallas de la ropa de protección que necesitas para trabajar con seguridad. Recuerda que un equipamiento de protección individual no sustituye a una técnica de trabajo segura.

Los siguientes pasos solo son relevantes para la plantación de árboles y sustituyen a los pasos 1 a 3.

Cuida tu cubresuelos

Ahora que has colocado las plantas, toca esperar. Para garantizar que las variedades elegidas se sientan cómodas, préstales especial atención durante un tiempo para asegurar su buena salud y un crecimiento adecuado. Ten en cuenta los siguientes consejos:

Riégalo

Inmediatamente después de la plantación, riega generosamente la cubierta vegetal y cúbrela con mantillo. En verano, riega el parterre una vez a la semana, con mayor frecuencia si fuera necesario.

En los dos años posteriores a la plantación, los cubresuelos bajo los árboles deberían recibir abundante agua. Esto es especialmente importante en primavera y verano: en el periodo comprendido entre la aparición de las hojas y el final de la fase de crecimiento, en julio, los árboles con raíces poco profundas necesitan mucha agua y la extraen del suelo. Además, las copas densas de los árboles actúan como paraguas, por lo que la lluvia no llega a las plantas que crecen debajo. Por lo tanto, para garantizar el cuidado de tus parterres, es imprescindible un suministro adecuado de agua.

Elimina las malas hierbas entre los parterres

Según el vigor de las plantas, pueden pasar hasta tres años antes de que se cierren completamente los huecos entre los parterres. Durante este tiempo, en los espacios intermedios habrá malas hierbas que tendrás que retirar a mano. En este caso, la desbrozadora no es aconsejable: Los parterres tienen enraizados planos que pueden dañarse fácilmente al desbrozar.

Corta el cubresuelos

Para cortar el cubresuelos, procede del siguiente modo:

  1. Retira con cuidado la tapa protectora de tu cortasetos, por ejemplo un STIHL HLA 56.

  2. Comprueba la batería y pon en marcha la máquina.

  3. Coloca la cuchilla en posición horizontal y pásala por encima de las plantas. Corta aproximadamente a la mitad las plantas rastreras de tu parterre. Para acortar los laterales, sujeta la cuchilla en posición vertical. Los bordes inferiores pueden recortarse limpiamente con una desbrozadora como la STIHL FSA 60).

  4. Retira los restos de corte con un rastrillo.

La frecuencia con la que se deben cortar las plantas cada año depende de la variedad y su capacidad de propagación.

Las vegetación leñosa solo se corta para darle formas o para rejuveneerla aproximadamente cada dos años. Por el contrario, hay que evitar que las especies que proliferan se extiendan demasiado con una poda regular. La regla general es:

  • Plantas perennes: las variedades estoloníferas y que crecen en forma de pámpanos deben cortarse a unos pocos centímetros en otoño. El corte debe realizarse cuando sea necesario.

  • Plantas leñosas: en el caso de los arbustos de hoja perenne que cubren el suelo, como las bayas de nieve rastrera o la lonicera nitida, la poda es una cuestión visual, similar al corte de contornos de un seto. Según la fuerza de crecimiento, los arbustos deben podarse cada uno o dos años. Poda con suavidad hasta que queden un poco por encima del suelo. No obstante, deja suficientes ramas y brotes latentes.

  • Rosales tapizantes: en el caso de los rosales tapizantes, la poda se realiza cada dos o tres años.

Detalle de cómo se corta el cubresuelos con un cortasetos de batería STIHL HLA 56

¿Cuándo es el mejor momento para podar?

Por lo general, las plantas tapizantes se podan en primavera u otoño. Recorta las variedades perennes en primavera y las de hoja caduca en otoño o en un día sin heladas en invierno. 

La poda de rejuvenecimiento de las variedades leñosas también se realiza en primavera. Asegúrate de que haya suficientes yemas en los brotes para que la planta pueda volver a brotar. 

Abona los cubresuelos

Normalmente alojan, en su mayoría, plantas tapizantes de bajo mantenimiento. Agua suficiente, poda regular y abono orgánico son todos los cuidados que necesitan las plantas para prosperar.

En los tres primeros años tras la plantación, cubre la tierra alrededor de los plantas en primavera con compost antes del mulching.