Aplicar cal sobre el césped: guía y consejos

Aplicar cal para jardines en tu césped ayudará a reducir el exceso de acidez del suelo. Te mostramos qué debes tener en cuenta a la hora de hacerlo

Una mujer con guantes de trabajo aplica cal para césped en su jardín.

Resumen: Aplicar cal sobre el césped

  • Se esparce cal en el césped para evitar un exceso de acidez en el suelo.
  • Realiza siempre un análisis del suelo antes de aplicar cal en el jardín.
  • Entre el encalado y el abonado deben transcurrir entre seis y ocho semanas.
  • Aplica la cal a mano o con un esparcidor. A continuación, riega o espera a que llueva para que la cal penetre en el suelo.
  • La cantidad necesaria depende de la composición de la cal que hayas elegido y del resultado del análisis del suelo. Como valor orientativo, se pueden utilizar 100 gramos por metro cuadrado en suelos ligeros y algo más en suelos pesados. Ten en cuenta las indicaciones del envase.
  • Normalmente, basta con encalar el césped cada dos o tres años.

 

Por qué deberías aplicar cal sobre elcésped

Para que tu césped se mantenga sano y fuerte, tiene que recibir suficientes nutrientes del suelo. Sin embargo, si la tierra es demasiado ácida, bloquea la absorción de nutrientes. El resultado es una hierba débil que no prospera y a la que le cuesta más luchar contra el musgo o las malas hierbas .

Por lo tanto, si, a pesar de abonarlo regularmente, tu césped tiene muy poco o ningún crecimiento, puede deberse a que el suelo que la acidez del suelo es demasiado alta. En este caso, deberás encalar tu jardín para aumentar el pH del suelo.

Primer plano: Musgo en el césped

¿Cómo sabes que debes aplicar cal en tu césped?

Las plantas indicadoras, como el musgo o el trébol, arrojan pistas sobre el estado del suelo. Sin embargo, siempre es recomendable hacer un análisis del suelo. Aunque los hongos y el musgo en la hierba pueden ser un síntoma de un suelo ligeramente ácido, no sirven como indicador suficiente para aplicar cal en el césped. Por lo tanto, no se puede decir que la cal ayude contra el musgo y los hongos. Los hongos suelen ser el resultado de la hierba seca, y esta, al igual que el musgo, indica sobre todo que el suelo es demasiado denso o está demasiado compacto. En este caso, te recomendamos escarificar el césped y aplicarle arena. La cal también airea indirectamente el suelo debido a su estructura, pero solo debe aplicarse en suelos ácidos. En cambio, el trébol se siente más a gusto en suelos alcalinos. Si encalas tu jardín con tréboles en el césped, en realidad estás fomentando el crecimiento de esta variedad no deseada. No presupongas que la cal de jardín te ayudará a combatir las malas hierbas.

Incluso si es resistente, la cal tampoco sirve para neutralizar la orina de perro en el césped. La composición de la orina de perro quema literalmente la hierba y deja antiestéticas manchas amarillas y marrones en los lugares donde ha caído. La única solución es reparar el césped.

Por lo tanto, es difícil confiar únicamente en la vista. Siempre debes realizar un análisis del suelo antes de aplicar cal. Puedes encontrar las pruebas correspondientes para ello en tiendas especializadas. Te recomendamos que tomes una muestra mixta: toma un poco de tierra en diferentes puntos del jardín, mezcla las muestras y, a continuación, añade agua destilada. El test de pH te permite determinar el valor de pH.

Prepara tu césped para la nueva temporada

¿Qué valor de pH debería tener el suelo?

Para que las hierbas del césped puedan aprovechar al máximo los nutrientes existentes, el suelo debe ser ligeramente ácido. Mientras que en suelos sueltos y arenosos se debería buscar un valor de pH de 5,5, en suelos arcillosos es ideal un pH de 6,5. Si el resultado del análisis de tu suelo está por debajo de estos valores, te recomendamos encalar el césped.

¿Cuándo debes aplicar cal en tu césped?

Recomendamos encalar antes de comenzar los trabajos de cuidado del césped en primavera, en cuanto desaparezcan las heladas. Es importante esperar entre seis y ocho semanas entre el encalado y el abonado. Por lo tanto, a mediados/finales de febrero es el momento ideal para esparcir la cal en el jardín, antes de empezar la temporada de jardinería, que llegará dos meses después. En principio, no hay nada en contra de encalar el césped en otoño. En verano, sin embargo, esta medida no es aconsejable debido al calor y la falta de agua.

Nota: No abones y encales al mismo tiempo, ambos trabajos tienen efectos que se anularán mutuamente. Por lo tanto, si quieres renovar tu césped o repararlo, debes dejar un margen de tiempo suficiente después del encalado. 

Una mujer con guantes de trabajo esparce cal para jardines sobre el césped

Aplicar cal en el césped: Instrucciones


Si quieres encalar en otoño, corta antes el césped. Además, puede resultar útil tener a mano un escarificador. Si encalas tu jardín a principios de año, no suele ser necesario prepararlo previamente con ninguna medida concreta. En invierno, tu césped entra en parada vegetativa.

Un esparcidor puede facilitar la aplicación de la cal, pero no es necesario. Basta con esparcir la cal con la mano sobre el césped, de la misma manera que abonas el césped. Utiliza, eso sí,  guantes de trabajo. A continuación, riega para que la cal penetre en el suelo o, si acompaña la previsión meteorológica, deja que la lluvia haga el trabajo.

Nota: Asegúrate de aplicar la cal para césped cuando no haya viento y esté nublado para que no dé el sol sobre la hierba. La exposición directa a la luz solar puede causar daños en tu césped.

¿Es recomendable esparcir cal en el césped cuando llueve?

Para evitar que la cal del jardín se adhiera durante la aplicación, te recomendamos que no encales el césped cuando llueva. Sin embargo, es recomendable que llueva después de haber aplicado la cal porque ayuda a que esta penetre en la tierra. La lluvia te ahorrará el riego.

¿Qué cal para césped debo usar?

Al encalar tu jardín, solo debes utilizar cal de ácido carbónico, también llamada cal dolomítica. En las tiendas especializadas, a menudo la encontrarás con el nombre de cal para césped o cal para jardines.

Nunca utilices cal viva o cal apagada para tu césped. Ambos tipos de cal son muy corrosivos y, en caso de manipulación incorrecta, muy peligrosos para las personas y la naturaleza. Aunque la cal viva se sigue utilizando en la industria de la construcción y en la agricultura, debes evitar usarla en tu jardín. 

¿Cuánta cal necesito?

No existe una respuesta general para esta pregunta, que tiene unos parámetros concretos como tamaño del jardín o estructura del suelo. La cantidad de cal necesaria dependerá siempre del tipo de cal utilizada y del valor de pH de tu suelo. Si encalas regularmente tu jardín, una cantidad orientativa podría ser unos 100 gramos  por metro cuadrado para suelos ligeros y arenosos. Los suelos muy densos y arcillosos necesitan algo más. Si nunca has encalado tu césped o no lo has hecho durante mucho tiempo, puede que necesites mayor cantidad. En cualquier caso, realiza primero un análisis del suelo.

Consejo STIHL: Si el resultado de tu prueba de pH indica un tratamiento de más de 300 gramos por metro cuadrado, es mejor aplicar primero 150 gramos de cal y después esparcir el resto al cabo de seis meses para no dañar la hierba. Esto es especialmente recomendable si se trata de la primera vez que aplicar cal en el césped.

Jardín con césped verde y sano después del encalado, con una casa al fondo

¿Con qué frecuencia se debe aplicar cal en el jardín?

Una vez que hayas abastecido tu césped con la cantidad adecuada de cal, el suelo de tu jardín tendrá el pH deseado en tan solo unas semanas. Sin embargo, no cabe esperar un efecto visible de inmediato. Por eso, para fortalecer tu césped a largo plazo, es recomendable aplicar cal periódicamente. Te recomendamos realizar un análisis del suelo cada dos o tres años y actuar en función de los resultados.

¿La cal es peligrosa para las mascotas?

Mientras que la cal viva y la cal apagada tienen un efecto muy corrosivo, la cal normal de ácido carbónico no suele ser dañina ni tóxica. No obstante, te recomendamos esperar al menos dos o tres días tras la aplicación y el riego a fondo para dejar que tu perro o gato vuelva a jugar en el césped. Ten en cuenta también las posibles advertencias del fabricante.